Salud mental

El caso de David de los Santos desde una perspectiva psiquiátrica

Acento conversó a la doctora Mircia Pacheco para analizar el caso desde una perspectiva psiquiátrica

Por Lounelsi Mateo


Luego de que se divulgaran los videos del caso del joven David de los Santos, en alguno de los cuales se le observa deambulando por la plaza comercial Ágora Mall y luego encerrado en una celda del destacamento policial del ensanche Naco balbuceando y expresando frases con ideas incoherentes, vuelve a ponerse de manifiesto la apatía social que existe ante las condiciones de salud mental que puede tener una persona.

Esto se pone de manifiesto de la manera más lamentable posible: el día de la detención de David, la Policía Nacional afirma de manera tajante que el hoy occiso “tenía problemas mentales”, una afirmación que quedó registrada en las grabaciones.

De los vídeos alguien podría inferir que, si bien el joven no había recibido un diagnóstico, su comportamiento parecía inusual y daba señales de que requería algún tipo de asistencia en lugar de ser golpeado hasta quitarle la vida.

ACENTO conversó con la psiquiatra Mircia Pacheco para, sobre la base de las imágenes que han salido a la luz, hacer un breve análisis sobre cuál pudo haber sido la condición mental de David el día de su arresto.

La doctora describe que la persona que se ve en el video presenta una conducta alterada, caracterizada por una actividad aumentada observable “porque duró varias horas deambulando por la plaza y al hablar presentó ideas delirantes de contenido megalomaníaco (se cree el Mesías...se cree Dios)”.

Señala que esto, unido a lo que dicen sus familiares sobre sus actuaciones, "que tenía varios días actuando raro", puede hacerle pensar que se encontraba en la fase agitada del trastorno del estado de ánimo bipolar.

La doctora hizo hincapié en que ese diagnóstico es solo una aproximación, porque algunos tumores cerebrales e intoxicaciones también pueden dar estos síntomas.

“Claramente, era una persona sensible al escucharle y al observar su conducta, podía darse cuenta que el joven necesitaba ayuda médica. Este lamentable caso deja al descubierto la indiferencia y el desprecio por la vida de una persona que bien pudo ser tratada eficazmente y recuperarse completamente. Pero él no tuvo esa oportunidad”, lamentó.

¿Cómo debieron proceder con David?

Mircia Pacheco señala que la atención a David de los Santos, así como con otras personas en situación similar, debe ser más comprensiva.

Explica que lo correcto es abordarlo con educación, pedirle identificación, ponerlo en un entorno tranquilo y seguro, llamar a sus familiares y esperar que estos lleguen para auxiliarlo.

La experta en psiquiatría fue precisa al decir que todos los servidores públicos y privados deben recibir instrucciones básicas para identificar cuando una persona necesita ayuda y mostrar respeto al valor de una vida.

Hizo un llamado a prestar atención a la salud mental, ya que los trastornos detectados a tiempo tienen solución

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes