Don Gilbert

Testimonios de tres personalidades haitianas

El asesinato del reverendo Martin Luther King (4 de abril de 1968, en Memphis, Estados Unidos) permitió a François Duvalier -que ya preparaba la sucesión- lograr un notable éxito diplomático.

Por Gilbert Mervilus

1) El niño en la domesticidad en Haití

Esta realidad es compleja y reveladora del verdadero estado de las relaciones sociales en la antigua colonia. ¡Qué distancia en la calidad de la enseñanza, el contenido y los programas de las escuelas destinadas a esos niños!. Nadie es responsable, por supuesto. Pero, ¿quiénes son los beneficiarios de este apartheid, típicamente nuestro?

¿No deberíamos cuestionarnos seriamente nuestros devastadores prejuicios? A pesar de nuestras supuestas revoluciones políticas, sobre todo en la capital, hemos tolerado durante mucho tiempo que un niño nacido en algunos sectores de Puerto Príncipe disfrute de un certificado de nacimiento normal, mientras que a pocos kilómetros, en el norte o en el sur, resulta imposible conseguirlo. Esta desigualdad en la ciudadanía ha creado una increíble lista de exclusiones, algunas más salvajes que otras.

La brecha socio-histórica, principal causa visible de la domesticidad infantil en nuestro país, debe ser objeto de un debate constante, sin complacencia. En un entorno con parámetros dislocados, romper nunca ha sido fácil. Si le queda algo de corazón en el pecho, tómese el tiempo de leer «El niño en la domesticidad en Haití».

El niño en la domesticidad en Haití, producto de un abismo histórico  (original en francés); por Mildred Trouillot-Aristide; imp.H. Deschamps, 2003; 177 páginas.

2) Homenaje al mártir de la no-violencia, el reverendo Dr. Martin Luther King hijo.

Ed. Especial 1968, Prensas Nacionales de Haití, Puerto Príncipe

El asesinato del reverendo Martin Luther King (4 de abril de 1968, en Memphis, Estados Unidos) permitió a François Duvalier -que ya preparaba la sucesión- lograr un notable éxito diplomático. Capítulo tras capítulo, Su Excelencia se mantuvo en estrecho contacto con los traductores. Fue también una primicia en la historia de la imprenta haitiana: tipógrafos, grafistas, encuadernadores, correctores, encargados del mantenimiento de las máquinas, etc., trabajaron en estrecha colaboración con la Guardia Presidencial, para la publicación urgente de una edición especial, en 3 idiomas: francés, inglés y español.

3) El general Raúl Cedras y el ciclón Hazel (octubre de 1954)

«No sólo eso, el libro de Raúl Cedras está ilustrado con fotos que muestran imágenes conmovedoras de la magnitud de los daños. Estas fotos, que han resistido el paso del tiempo, ofrecen una amplia visión de la ciudad destruida de Dame-Marie, de los deslizamientos de tierra, de las demás ciudades del departamento sorprendidas por las aguas, sin olvidar los muelles y las casas dañadas por el ciclón Hazel. Presentó resúmenes a lo largo de las páginas que daban cifras exactas y precisas sobre la pérdida de vidas humanas. A lo largo de este conmovedor relato, que explica este doloroso suceso, Raúl Cedras ambienta la escena para describir las ráfagas de viento y las lluvias torrenciales que inundaron la ciudad, atravesada por los gritos de angustia y los lamentos de una población en apuros, abrumada por el golpe de la mala suerte. El autor recita un largo, patético y conmovedor poema para hacer inventario de este pasado traumático». Raúl Cedras y su libro sobre el ciclón Hazel (artículo en francés, traducido por GM) - Diario El Nacional

Ciclón Hazel: inventario de un pasado presente (original en francés);C3 Éditions, octubre de 2015.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes