Arquitectura y energía

Sobre la madera y algunos de sus sistemas constructivos

Marca, si no el inicio de los procesos de industrialización, prefabricación y racionalización de viviendas para consumo masivo, por lo menos un punto de inflexión importante, siendo un sistema constructivo trabajable por manos no cualificadas y un plazo de tiempo relativamente corto.

Por Juan C. Sánchez González

La madera, sin duda, es el material con mejor balance energético de los que se utilizan en la construcción. En sus diferentes tipos y niveles de procesamiento industrial, se sigue utilizando tanto como elemento estructural así como  para cerramiento, y en algunos casos, dependiendo de la envergadura del proyecto, en un uso mixto, es decir estructural y de cerramiento.

Dentro del amplio abanico de opciones de utilización de la madera y de acuerdo a las conclusiones que como consecuencia del análisis del estado de la técnica y antecedentes se ha realizado en este trabajo, dos técnicas o sistemas han resultado ser las de mayor utilización: el Balloon Frame y el Panelizado hoy evolucionado al SIP (Structural Insulated Panels).

En la actualidad el Balloon Frame (y su evolución Platform Frame) sigue siendo una opción recurrente en la construcción ligera industrializada y en la construcción modular ligera.

El sistema Balloon Frame se desarrolla entre el 1.832 y 1.833, en Chicago, Estados Unidos y se le atribuye tanto a Agustine Taylor como a George W. Snow dependiendo del autor. Este sistema consiste en una serie de piezas normalizadas de madera, separadas equidistantemente una de otra, a modo de esqueleto monolítico, para formar cerramientos exteriores, cubierta y suelos.

Esta estructura o entramado que está formada por piezas de madera (normalizadas y aserradas) con una longitud aproximada que pudiera combinarse para conseguir como máximo una doble altura en viviendas (u otro tipología de edificación) y una sección de 5 cm x 10 cm, luego queda recubierta por paneles ya sean de madera o algún otro tipo de material apto para el exterior, suele tener una capacidad portante para edificios de dos alturas. Las distancia aproximada entre ejes, entre cada pieza es de entre 40 y 60 cm.

Además, el sistema, cuenta con una especie de pieza maestra con sección aproximada de 5 cm x 10 cm que sirve como unión entre verticales y horizontales.

Con una cimentación que generalmente es de hormigón,  la altura máxima que se puede alcanzar con este sistema (el original Balloon Frame) es de dos niveles o lo que sería, entre 5 y 7 metros de altura. Una edificación con altura superior, quedaría mejor resuelta con el sistema Platform Frame, una evolución del Balloon Frame.

Este sistema se ha presentado siempre como una alternativa óptima en la construcción. Marca, si no el inicio de los procesos de industrialización, prefabricación y racionalización de viviendas para consumo masivo, por lo menos un punto de inflexión importante, siendo un sistema constructivo trabajable por manos no cualificadas y un plazo de tiempo relativamente corto y además con la posibilidad de poder construirse en lugares apartados por el fácil manejo del material y poco peso del sistema (500 kg/m3).

Seguiremos con el tema

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes