Defensa Civil

Estados de alertas, emergencias y excepciones

Es importante que la población conozca estos estados de alerta y, en esa misma medida, entender también que los actores del sistema nacional de gestión de riesgos de desastres cuentan con sus protocolos internos de activación.

Por Bernardo Rodríguez Vidal

Los estados de alerta, emergencias y excepciones son el conjunto de declaratorias, acciones de emergencias que los gobiernos emiten y ponen en práctica cuando hay alguna crisis generada por algún fenómeno natural o acción humana.

En República Dominicana las alertas y emergencias son frecuentes cada año y están asociadas a las temporadas de huracanes; particularmente, cuando la población se ve amenazada por algún fenómeno de ese tipo y, en el peor de los casos, cuando el evento nos impacta.

La palabra emergencia tiene varias acepciones, pero siempre significará un llamado especial a una atención de forma urgente a uno o varios sucesos. En el país el estado de excepción es aquella situación que afecta gravemente la seguridad de la nación, de las instituciones públicas y de las personas bajo su jurisdicción.

Las alertas de mayor compromiso, como por ejemplo las del Covid-19, son aprobadas por el congreso a solicitud del presidente de la República; suelen emitirse cuando la capacidad del Estado para hacer frente a una determinada crisis podría resultar pequeña. Para cada caso especial se aplican restricciones a la población y se disponen medidas para atender a la población de forma especial.

Cuando se acerca una vaguada o ciclón al territorio dominicano, la Oficina Nacional de Meteorología y el Centro de Operación de Emergencias, con sus avisos y boletines, anuncian un tipo de estado de alerta que debe ser obedecido por la población. Los servicios meteorológicos se usan para que se formulen las alertas en distintos colores según la gravedad.

La alerta verde se emite cuando existe la presencia de algún fenómeno hidrometeorológico, sea tormenta tropical, vaguada o ciclón que podrían causar daños. La alerta amarilla se da a conocer cuando un evento es ascendente e implica riesgo y situaciones de emergencias. La alerta roja se pronuncia cuando las probabilidades de impacto sobre una determinada zona son inminentes.

Es importante que la población conozca estos estados de alerta y, en esa misma medida, entender también que los actores del sistema nacional de gestión de riesgos de desastres cuentan con sus protocolos internos de activación.

En momentos de crisis por lluvias el objetivo primario es el activar las mesas sectoriales que operan en el COE, ellas son: logística, infraestructura y servicios básicos, salud y saneamiento, servicios de emergencias y albergues, y finalmente, la de asistencia humanitaria.

Las mesas con sus actores de gobierno son responsables de coordinar las acciones de preparación y respuesta ante la activación del nivel de alerta emitido. La Defensa Civil, por ejemplo, está en las mesas de albergues y asistencia humanitaria, salud y saneamiento, y ofrece apoyo a otras de servicios de emergencias

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes