CRISIS EN HAITÍ

Diario Le Nouvelliste reporta "la lenta agonía del Haití de Ariel Henry"

Por Servicios de Acento.com.do

La tensión aumenta hora a hora en Haití, donde este viernes se sucedieron los saqueos y la violencia, y miles de personas se manifestaron para exigir la salida del poder del primer ministro, Ariel Henry. EFE/ Johnson Sabin

"Entre desfiles de bandas armadas, manifestaciones, saqueos y riesgo de masacres, la lenta agonía del Haití de Ariel Henry". Con este titular, el diario Le Nouvelliste de Puerto Príncipe dio cuenta de lo que ha sido esta semana en su país, marcada por la sentencia del canciller que dijo en la OEA que "todo está bajo control", cuando en la realidad parece ser absolutamente todo lo contrario.

Lo que se lee en el diario de Puerto Príncipe: Si el gobierno de Ariel Henry dice que "todo está bajo control", el líder de la banda G-9, Jimmy Chérizier (Barbecue, Barbacoa), pidió el miércoles al primer ministro Ariel que huya, como hizo Ashraf Ghani en Afganistán, para evitar un baño de sangre en Haití.

En Gonaives, un ex líder rebelde de 2004, Ti Will, se puso al frente de una manifestación que reunió a miles de participantes el miércoles. En Cabo Haitiano, el líder del partido político Pitit Dessalines llamó a miles de personas a tomar las calles y el único supermercado de la segunda ciudad del país fue saqueado.

En Puerto Príncipe y Carrefour, se produjeron manifestaciones para pedir la salida del jefe de gobierno, en un contexto de agravamiento de la escasez de gasolina que agrava la crisis humanitaria.

Jimmy Chérizier, líder del G-9, un grupo de bandas que operan en Puerto Príncipe, la capital de Haití, pidió al primer ministro Ariel Henry que dimitiera para evitar un baño de sangre.

"Me gustaría que el Primer Ministro Ariel Henry atendiera a la razón y hiciera como el presidente de Afganistán cuando huyó para evitar un baño de sangre. Deseo que el primer ministro Ariel Henry atienda a razones, deje el poder y dimita cuanto antes", dijo Jimmy Chérizier en un vídeo el miércoles 28 de septiembre de 2022.

 Jimmy Cherizier, “Barbecue”/Fuente Externa
Jimmy Cherizier, “Barbecue”/Fuente Externa

Más de quince días después de haber dejado inaccesible la terminal petrolera de Varreux y de haber agravado una escasez de combustible que ha provocado el cierre de polígonos industriales y empresas y ha afectado gravemente al funcionamiento de los hospitales y los servicios esenciales, el líder del G-9, Jimmy Chérizier, ha anunciado que él y sus hombres no tienen nada que perder.

"No tenemos terminal en Varieux, ni Shodecosa, ni APN, ni aduanas, ni parlamento. Eso significa que no tenemos nada que perder. No tenemos bancos, ni supermercados", añadió, advirtiendo: "Pedimos al pueblo haitiano que, a partir del lunes, evite salir a la calle sin necesidad real".

Jimmy Chérizier subrayó que no está librando una batalla contra la gente de su clase social, contra la clase media y "tampoco tenemos problemas con los burgueses porque no hay país que pueda desarrollarse sin burgueses", dijo.

La advertencia de Jimmy Chérizier se extiende desde el 3 de octubre, fecha de la reapertura de las clases oficiales anunciada por el gobierno de Henry.

Si en el oeste Jimmy Chérizier mantiene sus posiciones, bloqueando la terminal petrolera más importante y pidiendo que Puerto Príncipe se quede con sus ropajes de ciudad fantasma, en Gonaïves, en Artibonite -segundo departamento más poblado de Haití-, Wilfort Ferdinand, conocido como Ti Will, antiguo señor de la guerra que se alzó en armas en 2004 contra el ex presidente Jean Bertrand Aristide, fue visto a la cabeza de una multitud hostil al PM Henry.

En Cabo Haitiano, miles de personas se manifestaron para exigir la salida del Sr. Henry. "Ki sa Ariel te yè pou nou pa voye l ale" (Que ha hecho Ariel como para que no lo despidamos), coreaba la multitud al ritmo de los tambores.

También hubo una manifestación en la capital, donde el tercer día de huelga de los sindicatos del transporte público paralizó las actividades.

A primera hora de la mañana, cuando se conoció la noticia, los supermercados abiertos estaban siendo asaltados por clientes que, en algunos casos, se encontraron con estanterías vacías.

"Los contenedores de productos alimenticios están bloqueados en la aduana por la acción de las bandas", confió un empleado de un supermercado de Pétion-Ville, municipio en el que los habitantes de algunos barrios residenciales, como Frères y Pernier, viven con el miedo en el estómago.

"Sí, la banda de Vitelhomme derribó el muro que impedía el acceso a Bellevue, saliendo de Torcel", dijo un residente de Vivy Mitchell. "Mi vida y la de mi familia están en manos de Dios", declaró a este periódico un profesional de unos 40 años, casado y con dos hijos pequeños.

Eso fue el miércoles por la mañana, menos de 24 horas después de un mensaje de la embajada de Estados Unidos en el que se afirmaba que "los ciudadanos estadounidenses deberían considerar cuidadosamente los riesgos de viajar a (o permanecer en) Haití, dado el deterioro de la seguridad y los problemas de infraestructura".

"La continua inseguridad y la creciente escasez de combustible dificultan el transporte de los ciudadanos estadounidenses hacia y desde la embajada y los aeropuertos del país. El gobierno de Estados Unidos está extremadamente limitado en su capacidad de proporcionar servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses en Haití, y no puede proporcionar servicios de transporte o de traslado", dice el mensaje del 27 de septiembre de 2022.

"Los contenedores de productos alimenticios son retenidos en las aduanas debido a la actividad de las bandas", dijo un funcionario.

La Embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe recuerda a los ciudadanos estadounidenses que Haití tiene el nivel más alto de advertencias de viaje (Nivel 4: NO VIAJAR) por secuestros, delincuencia y disturbios civiles.

La policía local suele carecer de los recursos necesarios para responder eficazmente a las peticiones de ayuda, según el mensaje, que señala que "estos problemas pueden limitar el acceso a los servicios esenciales en caso de emergencia, incluido el acceso a los bancos, las transferencias de dinero, la atención médica urgente, Internet y las telecomunicaciones, y las opciones de transporte público y privado".

El miércoles, Maarten Boute, de Digicel, abordó la situación en un tuit. "Haití sigue paralizado esta mañana. No hay combustible en ninguna parte, excepto los pocos galones que se venden a precios exorbitantes en el mercado negro. No hay tráfico, salvo alguna que otra moto. Los hospitales están anunciando su cierre uno a uno. En la mayoría de los barrios no hay agua potable", describió.

En relación con la situación, Ashley Laraque, ex-militar miembro de un grupo de la sociedad sobre seguridad, observó la pasividad del gobierno ante las actividades del Sr. Jimmy Chérizier.

"Jimmy Chérizier es buscado por la justicia, pero se toma el tiempo de advertir a las autoridades de sus intenciones de bloquear el acceso al mayor centro de almacenamiento de combustible. Lo consiguió a principios de este año, y lo volvió a hacer sin ninguna oposición y, lo que es más espectacular, contrató a operarios de maquinaria pesada, cavó una zanja, retiró el asfalto de la carretera y confirmó la finalización de su trabajo con una demostración filmada por profesionales y difundida en las redes sociales !!!!", escribió Laraque.

Ashley Laraque también señaló que "en ningún momento se ha intentado oponerse a estos proyectos y ocho días después el ministro de Asuntos Exteriores, el generoso, perdón, Généus, declara rotundamente en la ONU que 'la situación está bajo control'; considerando que esto sería efectivamente así, esto sugeriría que el gobierno tiene el control total o la codecisión del proyecto", dijo.

Los DELINCUENTES en modo chantaje están destruyendo todo a su paso.

El GOBIERNO de viaje o a la espera de ser despedido. El SECTOR EMPRESARIAL expresa su rabia y lucha por definir las reglas del reparto en su propio círculo.

La POLICÍA NACIONAL está en reciclaje, incapaz de evitar los patinazos y el EJÉRCITO DE HAITI en necesidad de reparación.

La SOCIEDAD CIVIL espera un parche y una reparación de los daños... y justifica su falta de valor negándose a aceptar su retirada...

La AMIGA INTERNACIONAL ..aficionada a las encuestas, confirma sin ambages su gran capacidad para traducir en porcentajes los daños causados por los actos de pillaje

HAITI, en todo esto, qué GASPILLAJE !!!!!", escribió Ashley Laraque.

A última hora de la tarde, en el centro de Puerto Príncipe, se escucharon disparos automáticos y una columna de humo se elevó hacia el cielo. Esto es casi una noticia en esta parte de la capital, donde las atrocidades durante los enfrentamientos entre bandas se han convertido en algo habitual.

Mientras la angustia se apodera cada vez más de los corazones de los haitianos que se enfrentan a una grave crisis humanitaria y de seguridad, el primer ministro Ariel Henry, su ministro de Justicia, su ministro del Interior y su jefe de Policía han guardado silencio.

La última medida o comprensión de la situación la dio el canciller Jean Victor Généus, para quien "globalmente, la situación está bajo control". Y el ministro hablaba en nombre del gobierno de Henry

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes