Literatura

Crónica de autor: La Fuñenda, de Miguel Ángel Soto Jiménez

La fuñenda estudia del ser nacional a partir de la enorme sapiencia expresada en las sentencias, dichos y refranes detallados en su origen, sin prisa y en detalle

Portada de La Fuñenda, de Miguel Ángel Soto Jiménez.

 Portada de La Fuñenda, de Miguel Ángel Soto Jiménez.
Portada de La Fuñenda, de Miguel Ángel Soto Jiménez.

Miguel Ángel Soto Jiménez, al igual que otros escritores que tienen un papel en la política, sufre del prejuicio de quienes le adversan en lo partidario y extienden ese rechazo a su obra, similarmente a lo ocurrido con Juan Bosch, respecto de quien los “ cívicos” - de la Unión Cívica Nacional- dieron, en el marco agitado del cuadro político post ajusticiamiento de Trujillo, la orden no escrita de no leer La Mañosa y Cuentos escritos en el exilio, solo porque el autor era el fundador del PRD.

Similarmente ocurre, con Joaquín Balaguer para una parte del público lector, separar los juicios de valor entre el político y su obra, restándole importancia, por ejemplo a Memorias de un cortesano, un testimonio histórico del cual solo se menciona, a modo de crítica, la famosa e irresponsable pagina en blanco respecto del asesinato de Orlando Martínez.

Un ejemplo parecido y reciente es actitud no declarada de rechazo a la compilación enciclopédica de Félix Jiménez, Músicos, Compositores, y Canciones Dominicanas en los siglos XIX y XX, a pesar del valor de esa sistematización, tan solo porque el autor es Felucho.

Pero… ¿será justo juzgar a los escritores por su veleidoso y a veces cambiante papel en la política, en lugar de ver su obra como tal?

Las reflexiones llegan tras conocer La fuñenda, glosario político criollo de dichos y expresiones del campo a la ciudad, una especie de compilación diccionario del hablar popular dominicano y que resulta una obra digna de atención y respeto por lo que supone como labor de investigación de cada una de esas expresiones y que son detalladas en sus orígenes, con reflexiones y datos que dejan ver una labor de anos que ahora se pone en común.

Soto Jiménez es un escritor de fuste y talla, con cuyos puntos de vista políticos, se puede estar de acuerdo o no, pero es claro que su obra es un aporte a nuestra literatura.

Soto Jiménez, miembro de la Academia Dominicana de la Historia , con una obvia inclinación por la historia militar, educador y poeta, entrega una valiosa obra que debe ser obligada en las estanterías de escuelas y bibliotecas, del interés de lingüistas y lectores interesados en la identidad nacional.

La fuñenda es puerta de entrada al estudio del ser nacional a partir de la enorme sapiencia expresada en las sentencias, dichos y refranes que son detallados en su origen, sin prisa y en detalle.

Es el gran aporte lingüístico, luego que publicar, en 2020, Dominicaneando, dado que el tema de lo nacional es constante en su obra.

La data que compila y enriquece es mucho más abundante que la que difunden otras obras sobre español dominicano por la dimensión generalista de esas obras, entre otros factores porque está limitada por parámetros definidos: la expresión social, política y de origen rural.

Soto Jiménez es un autor de estilo fresco e innovador en sus enfoques, aun cuando usted, repito, no se aun fan de su quehacer político, reconociendo la audacia grácil de su estilo que torna amigable la lectura, alejada del concretísimo académico de las obras puramente lingüísticas, que las tornan como excelentes libros de consulta.

La fuñenda, se puede abordar por el placer de la lectura que aporta información de identidad nacional servida en el marco de un bien manejado sentido del humor. Es esa la diferencia de su marca literaria.

Este título viene a integrarse, por sus hallazgos y estructura al círculo selecto de las obras que han estudiado los dichos y reflexiones del dominicanismo, en el cual, entre otras se encuentran:

• Brito, Rafael. 1930. Diccionario de criollismos. San Francisco de Macorís: Imprenta ABC.

• Henríquez Ureña, Pedro. 1940. El español en Santo Domingo. Santo Domingo: Ediciones Taller, 1987.

• Olivier, Consuelo. De nuestro lenguaje y costumbres. Santo Domingo: Editorial Arte y Cine. 1967.

• Rodríguez Demorizi, Emilio. Lengua y folklore de Santo Domingo. Santiago de los Caballeros: Universidad Católica Madre y Maestra. 1975.

• Rodríguez Demorizi, Emilio. Del vocabulario dominicano. Santo Domingo: Editorial Taller. 1983

• El diccionario de criollismos: María José Rincón González Instituto Guzmán Ariza de Lexicografía - República Dominicana.

• Diccionario de dominicanismos y americanismos: palabras y sus orígenes / Max Uribe. 2008

• Diccionario de dominicanismos, Carlos Esteban Deive. 1997

• Diccionario Para Entender al dominicano. Lucy Gómez Marín, 2009

• La identidad lingüística de los dominicanos/Orlando Alba. Universidad Brigham Young-Provo. 2009

• Diccionario de dominicanismos. Orlando Inoa/Letra grafica. 2010

• Diccionario del español dominicano María José Rincón González. Academia Dominicana de la Lengua, 2013 –

• La identidad lingüística de los dominicanos/Orlando Alba. Universidad Brigham Young-Provo. 2009

• Diccionario fraseológico del español dominicano Autores: Bruno Rosario Candelier, Irene Pérez Guerra y Roberto Guzmán 2016.

Los fallos

Objetamos el título principal de la obra que no da la idea de la materia el enfoque que trata. La fuñenda puede ser una novela o un poema popular.

Y también hay una falla en la precisión del subtitulo:” Glosario político criollo de dichos de dichos y expresiones del campo a la ciudad, porque el aspecto político es una parte de las expresiones y dichos, pero otros – la mayoría- son sociales.

Finalmente surge la duda: ¿Todos esos dichos y expresiones son solo originados en el campo? ¿Ninguno de ellos tiene un origen en las ciudades? Puede que todos no sean de origen rural pero el tema queda en la duda.

La portada es un cuadro al óleo y realista (no identificado en los créditos) de un campesino dominicano. Es una opción. Podría haber sido un diseño con una selección de expresiones, lo cual sería mucho más motivador e informativo para el lector que lo vera en la estantería de Librería Cuesta, por ejemplo.

A veces los autores se enamoran de la idea de portada, aun cuando no sea la que mejor comunica la esencia de su obra. Pero es el derecho de cada autor, determinar la imagen de su trabajo.

Recomendamos con entusiasmo, procurar esta, la mas reciente obra del poeta e historiador (además de las otras condiciones y características de un autor que sabe que su obra debe defenderse por ella misma)

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes