Críticas de cine

Vals de Santo Domingo

Tatiana Fernández es una realizadora del documental que ha sabido aprovechar los estilos narrativos del género para hurgar en cuestiones sociales fundamentales.

Escena de Vals de Santo Domingo.

Título original: Vals de Santo Domingo. Año: 2022. Género: Documental. País: República Dominicana. Dirección: Tatiana Fernández Geara. Guion: Tatiana Fernández Geara. Elenco: Raymundo Roa, Víctor de Jesús, Ángel Pascual. Duración: 1 hora 16 minutos

Con “Nana” (2016) ella asumió su compromiso formal dentro de un contexto de las trabajadoras domésticas cuyas vidas están dedicadas al cuidado de los infantes, hijos de la clase media que comparten su desarrollo psicológico y emocional con estas mujeres, estableciendo distintos puntos de vista con una mirada social importante.

Ahora con “Vals de Santo Domingo” su lente se aproxima a otro espacio y es el establecido por tres jovencitos con asisten a una clase de ballet donde ellos son los únicos varones de la misma.

Tatiana se entrecruza con las prácticas de Raymundo, Ángel y Víctor para explorar los prejuicios de un país donde la danza es catalogada como una actividad exclusiva para mujeres.

Un país donde el merengue, la salsa y la bachata son elementos fundamentales para la conformación de una psiquis social referente del macho caribeño y donde la escogencia del ballet contradice los estereotipos que se han formado con respecto a este arte.

Cada uno de ellos se posiciona ante la cámara y el espacio vital que los compone como es la academia, pero también el foco familiar juega un papel importante dentro de esta narrativa documental en la que se prescinde del testimonio en sí para dejar que sea su cotidianidad y sus miedos los que hablen por ellos.

El documental navega por los salones de la academia, el barrio y por el intento de uno de ellos de convertirse en artista del rap, anécdota que se desliza como una simbología de los vericuetos de la vida; una de las tres líneas narrativas que tratan de llevarse al unísono a través del montaje de Juanjo Cid, aunque una de ellas no logra afianzarse por los avatares del proceso de producción y solo dos llegan a convertirse en los ejes principales.

Con un adecuado apoyo de musicalización a través de la magnífica composición “Vals de Santo Domingo” de Rafael “Bulumba” Landestoy que da título a este documental, Tatiana hace un homenaje al artista, a su pieza maestra y a lo simbólico del retrato de esta historia.

También las composiciones musicales de Fellé Vega y Laura Pimentel marcan una sonoridad especial al documental enriqueciéndolo en su tono melódico y ofreciendo a los personajes un contexto musical íntimo.

“Vals de Santo Domingo” es una pieza documental que, abordando las interacciones, los ejercicios de interpretación de los bailarines, marca un discurso social sobre los roles que estos tres jovencitos representan dentro del juego de las tradiciones sociales.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes