Críticas de cine

La balada de los cuervos

Su historia se focaliza en Pablo (Mario Sepúlveda), un joven sacerdote mexicano que, al ser enviado a un pueblo cercano a la frontera entre la República Dominicana y Haití, conoce a una prostituta, “La Puchis” (Fidia Peralta), una de las tantas víctimas de la mafia de trata de personas.

Escena de "La balada de los cuervos".

Título original: La balada de los cuervos. Año: 2022. Género: Drama. País: República Dominicana. Dirección: Tony Bacigaluppe. Guion: Tony Bacigaluppe, Yolanda Barrasa, Pablo Guzmán, Mayra Poueriet. Elenco: Fidia Peralta, Mario Sepúlveda, Elvis Eliut, Paula Disla, Gerardo Mercedes, Laura Guzman, Pericles Mejía, Ángel Valencia, Isabel Spencer, Julia Garcia, Leonela Gardemont, Canario Joseph, Henry Mercedes Vales, Dominic Telemaque. Duración: 1 hora 30 minutos

 Escena de 'La balada de los cuervos'.
Escena de 'La balada de los cuervos'.

La ópera prima del productor y guionista dominicano Tony Bacigaluppe Pérez, productor de largometrajes, realizador de varios videos-clips y comerciales, vuelve a traer el tema de la frontera entre la República Dominicana con Haití, un tema que ha sido enfocado por otros filmes y que en esta ocasión Bacigaluppe le añade el capítulo de la prostitución.

“La balada de los cuervos”, una coproducción dominicana-mexicana, ha sido un proyecto fílmico que vino gestándose paso a paso gracias a la ayuda de Ibermedia en la Convocatoria 2017 así como en algunos talleres de reescritura de guiones.

Su historia se focaliza en Pablo (Mario Sepúlveda), un joven sacerdote mexicano que, al ser enviado a un pueblo cercano a la frontera entre la República Dominicana y Haití, conoce a una prostituta, “La Puchis” (Fidia Peralta), una de las tantas víctimas de la mafia de trata de personas, relación que desata una serie de conflictos para el religioso.

Su traslado al pueblo fronterizo, ese sur profundo, desamparado, polvoriento y negado, es lo que permite al director concentrar todos sus esfuerzos para delimitar su contexto dramático y explorar ciertas condiciones que gravitan en esta zona fronteriza.

El discurso busca todas las formas para retener, dentro de ese espacio geográfico, ciertas ideas que identifican tanto a los personajes como a la dinámica social marcada por la prostitución, la corrupción militar y los manejos turbios del poder en la frontera.

La idea de Bacigaluppe, no es hacer la denuncia por la denuncia, es radiografiar la existencia de esos personajes y sus propias condiciones. Para eso tiene al personaje de La Puchis, interpretada con mucho corazón por la actriz Fidia Peralta quien hábilmente sostiene todo el entramado de la historia, gracias a su retrato visceral de aquella mujer que necesita escapar de esa amalgama que la condena irremediablemente a la miseria.

Pablo, por su parte, representa esa pequeña luz de esperanza para su situación, aunque imposibilitado de mostrarle el camino por el cual ella puede cambiar todo su entorno existencial.

El trabajo en la fotografía de Fernando Muñoz y Samuel Vargas optan por no descubrirlo todo, dejando espacios de luces y sombras para matizar cada escena y que estas tengan un valor conceptual que acompañen siempre a los personajes en sus distintos escenarios.

El cuadro dramático de la película está completado por otros actores y actrices como Pericles Mejía, Paula Disla, Gerardo Mercedes, Laura Guzmán, Isabel Spencer, Elvis Eliut, Ángel Valencia, Julia Garcia, Leonela Gardemont, Canario Joseph y Dominic Telemaque, quienes retocan puntos determinados dentro de la narración.

“La balada de los cuervos”, aunque dicha estructura posee algunos vacíos y poca determinación en cuanto al peso dramático que pudo haber tenido, cumple con ciertas justezas simbólicas para plantar un discurso veraz y comprometido.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes