tortura

Esto fue lo que pasó con David de los Santos mientras estuvo preso

El Ministerio Público solicitó prisión preventiva para cuatro agentes policiales y tres civiles que estaban detenidos en la misma celda con David.

Por Katheryn Luna


David de los Santos fue torturado de manera salvaje y dejado inconsciente por los golpes propinados dentro de la celda del destacamento del Ensanche Naco, por hacer “bulla” y molestar a los tres hombres que se encontraban detenidos.

Según el Ministerio Público, de acuerdo con el testimonio de Wistel Pieer, de nacionalidad haitiana que se encontraba detenido y en la misma celda que David el día que lo llevaron apresado desde la plaza Ágora Mall, los otros tres hombres propinaron golpes en la cabeza y otras partes del cuerpo sin que pudiera defenderse por estar esposado con las manos hacia atrás.

Ayer el Ministerio Público solicitó prisión preventiva como medida de coerción contra cuatro agentes policiales y tres civiles involucrados en la muerte de David, tras ser llevado al destacamento el pasado miércoles 27 de abril.

Los agentes policiales responsables de la muerte del joven De los Santos Correa son el capitán Domingo Alberto Rodríguez Rodríguez, el segundo teniente Germán García de la Cruz, el cabo Alfonso Decena Hernández y el raso San Manuel González García (o Sari Manuel González García).

Mientras que los hombres que golpearon a David son Santiago Mateo Victoriano, Michael Pérez Ramos y Jean Carlos Martínez Peña, quienes estaban recluidos en la misma celda.

Esto fue lo que pasó con David el día que lo llevaron al destacamento según el documento presentado por el Ministerio Público:

En horas de la noche del miércoles 27 de abril, David de los Santos Correa fue llevado al destacamento del Ensanche Naco y en violación a los parámetros de seguridad en área de custodia para privado de libertad, fue ingresado esposado a la celda.

Al llegar fue recibido por los miembros de la policía Rodríguez Rodríguez, González García y González García, quienes fungían como oficial del día y quienes le colocaron las esposas y colocaron en la celda junto a Santiago Mateo Victoriano, Michael Pérez Ramos, Jean Carlos Martínez Peña y Wistel Pieer.

Él llegó bien, estaba tranquilo y sin esposas, pero cuando lo quisieron entrar a la celda salió corriendo, los policías tuvieron que caerle atrás para agarrarlo, cuando lo hicieron le pusieron las esposas para atrás y lo empujaron para entrarlo a la celda. En ese momento el hombre fuerte (David) se pegó de la pared y comenzó hacer mucha bulla, entonces los demás presos le decían que cerrara la boca porque él estaba preso y con la bulla los policías no lo iban a soltar, pero el hombre fuerte seguía haciendo mucha bulla, así que los policías echaron gas pimienta por la ventana de la celda y los presos le decían al hombre fuerte: "Diablo manito no involúcrate, por tu culpa, nosotros tabamo durmiendo tranquilos, por eso te vamo a matá" y en ese momento los tres presos que estaban en la celda comenzaron a darle golpes al hombre fuerte”, contó Pieer

De acuerdo con el Ministerio Público esto deja ver que los policías siempre tuvieron control de la situación y conocimiento de lo que pasó con David y por ello se configura la coautoría de la acción.

Le daban trompadas como boxeadores, después que él cayó al suelo, ellos se le subieron encima y hasta en la boca le entraron los pies, uno de los presos que es calvo y otro que es flaco, tomaron mis tenis marca Nike, color rojo con la suela blanca que estaban en la ventana y le empezaron a dar golpes en la cara con ellos”, continua la declaración de Pieer

Dijo que cuando los agentes escucharon el ruido, un policía fue a la celda a preguntar qué pasaba y que uno de los detenidos dijo que no pasaba nada, por lo que el agente se fue sin entrar a la celda. “El hombre fuerte estaba botando sangre de la nariz y la boca”.

Al otro día de estar encerrado, David estaba tirado en el piso temblando por los golpes y que los presos dijeron que se había dado golpes con la pared, por lo que los policías le quitaron las esposas, lo sacaron de la celda, lo bañaron y lo pusieron en una silla, y el mismo Pieer dice que lo pusieron a limpiar la sangre del suelo.

El documento sostiene que luego de ser encontrado en el suelo inconsciente fue trasladado en una ambulancia al hospital Dr. Francisco Moscoso Puello.

El Ministerio Público sostiene que con esta acción los policías ocultaron información de forma “burlesca e inhumana” a la familia, a quienes se le dijo que estaba en el destacamento cuando en realidad se encontraba ingresado en condiciones críticas en el hospital Moscoso Ruello

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes