Oceanus necesita permisos

Desinterés del Estado por parcela 40 para Desarrollo Bucanyé

El inversor español Elías Hernández Barrera sostiene que el suyo será un modelo de turismo ecosostenible.

Por Tony Pérez


La promotora Oceanus Investment ha solicitado al presidente Luis Abinader instruir con la mayor precisión a los ministerios de Turismo, Medio Ambiente y Recursos Naturales y Obras Públicas a que emitan los permisos para iniciar en este municipio la primera etapa del ambicioso proyecto turístico e inmobiliario Desarrollo Bucanyé.

Le ha pedido investigar de manera exhaustiva cada una de sus adquisiciones inmobiliarias para verificar su absoluta legitimidad y apego a las disposiciones legales, porque –plantea- la mayoría de sus operaciones son posteriores a la exclusión de la parcela 40 de la larga Litis de Bahía de las Águilas.

Y exhorta a “reconocer y declarar que el Estado dominicano desiste, desde ahora y para siempre, y con todas sus consecuencias de derecho, de cualquier acción, demanda, instancia y/o contestación, sin importar su naturaleza, por medio a la cual se procure la reivindicación del derecho de propiedad, o cualquier derecho accesorio o derivado en la parcela 40 de Pedernales”.

En un documento enviado el 2 de julio de 2021 al consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, con copia al mandatario, al ministro de la Presidencia Lisandro Macarrulla y al director ejecutivo de la Dirección General de Alianzas Público-Privadas, Sigmund Freund, la compañía representada por el abogado Salvador Catrain (Bufete Catrain-Vega) solicita constatar primero, sin dilación, todas las cuestiones relativas al estatus legal de los inmuebles adquiridos por la compañía en el sitio mencionado.

Abogado Salvador Catrain

Solicita proceder con el análisis y ponderación exhaustiva del documento y anexos a fin de constatar las importantes inversiones desplegadas por Oceanus Investment, y la seriedad y el compromiso de cara a las inversiones por desplegar en los terrenos.

En la comunicación, sugiere comprobar, reconocer y declarar que la parcela fue debidamente excluida de la Litis por medio de la sentencia In Voce del 19 de mayo de 2014, de la Octava Sala del Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original del Distrito Nacional, y, por tanto, no es susceptible de recurso alguno, ya sea ordinario, extraordinario o constitucional.

Le pide contribuir a la creación de condiciones que permitan la cabal  ejecución de la sentencia ante el Registro de Títulos de Barahona, la Dirección General de Mensuras Catastrales y cualquier otra dependencia de la Jurisdicción Inmobiliaria.

CAPEANDO TEMPORALES

La porción de la parcela 40 donde será desarrollado el proyecto turístico e inmobiliario está ubicada a diez minutos, a pie, del parque central de la capital de la provincia, frente a la playa tranquila, de arenas blancas y de escasa profundidad llamada Bucanyé (En creole: Bucán es paraje; Ye, nombre de un pescador haitiano que tenía el lugar como un paradero).

Tales tierras con vocación turística originalmente son del Estado, pero fueron cercadas por personas que, luego, a través de abogados locales, las han vendido al inversionista español Elías Hernández Barrera.

El magnate ha dicho, a través de sus representantes legales, que ha comprado el total de la parcela y cuenta con toda la documentación legal.

Se trata de 14,3 millones de metros cuadrados que, conforme el documento enviado a las autoridades, fueron debidamente deslindados de la parcela madre y/o parcela 40 y “todas y cada una de ellas se encuentran cargadas a la capa cartográfica oficial de la Dirección General de Mensuras Catastrales”.

Sostiene que, aunque la parcela 40 fue excluida de la Litis de Bahía de las Águilas, en 2014, persisten oposiciones del Estado que impiden el movimiento registral por ante el Registro de Títulos de Barahona. Y esas trabas frenan el avance de la iniciativa turística en una provincia que la necesita para contener el empobrecimiento.

 Inversión en Desarrollo Bucanyé, por etapas.
Inversión en Desarrollo Bucanyé, por etapas.

 APROPIACIONES A GRANEL

Las apropiaciones de tierras turísticas de Pedernales comenzaron en 1995 en la recta final de los diez de años de gestión gubernamental de Joaquín Balaguer (1986-1996).

El director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Jaime Rodríguez Guzmán, en connivencia con una mafia encabezada por funcionarios estatales, traspasó a esa institución la parcela 215 A (administrada por Bienes Nacionales), para supuestamente hacer asentamientos agrarios, pese a que ésta no tiene una pizca de vocación agrícola.

El gobierno presidido por Leonel Fernández (director del IAD, Wilton Guerrero, y Picky Lora, directora de Catastro) demandó en justicia a varios funcionarios y dirigentes reformistas involucrados en la operación, entre ellos Jaime Rodríguez Guzmán, Puro Pichardo y Antonio Féliz Pérez, así como al empresario Moisés Marchena. Es el famoso caso Bahía de las Águilas.

A finales de mayo de 2019, una nota de la Procuraduría General de la República destacaba la entrega al consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, del título de propiedad que acredita al Estado como único y legítimo propietario de alrededor de 362 millones de metros cuadrados, correspondientes a la parcela 215 A, del Distrito Catastral 3, de Enriquillo Barahona”.

El presidente Luis Abinader (2020-2024) visitó Pedernales el 30 de agosto de 2020, dos semanas después de su juramento ante la Asamblea Nacional. Allí se comprometió a lograr el esperado desarrollo ecoturístico de la provincia.

 Presidente Abinader y la primera dama Raquel Arbaje en una de sus visitas a Pedernales.
Presidente Abinader y la primera dama Raquel Arbaje en una de sus visitas a Pedernales.

Desarrollo turístico de Pedernales

El 23 de junio de 2021 regresó y dio el primer palazo del proyecto de desarrollo turístico de Pedernales, durante un acto celebrado en Cabo Rojo.

Las principales obras anunciadas serán construidas en una porción parte de la parcela 215-A recuperada.

Este martes 12 de enero de 2022, el mandatario le ha dicho al televisual Hoy Mismo que están en curso todos los proyectos para el desarrollo turístico de Pedernales, incluido el aeropuerto internacional, acueducto, planta de tratamiento, carreteras y vías de acceso, entre otras.

Oceanus Investment sostiene que las parcelas adquiridas para el Desarrollo Bucanyé conforman el frente marino que abarca desde la colindancia con el pueblo de Pedernales hasta la colindancia  con la parcela 215 A. Y dice que ya están deslindadas, lo cual facilita su manejo en términos cartográficos y registrales.

El inversor ha asegurado que convertirá a Bucanyé en “la Marbella del Caribe”, un modelo de turismo ecosostenible de lujo y con estricto apego a las normas medioamentales.

Según su comunicación, la inversión estimada en 20 años es de poco más de 2 millones de dólares. Serán construidas 21 mil habitaciones, un pueblo para el personal, club de playa y otras amenidades

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes