Preautorización

Wilson Gómez, juez emérito del TC: RD no necesita el acuerdo de preclearence con EE.UU

“No somos una colonia. A mi me parece que eso es suficiente para considerar que hay una violación de la Constitución de la República en su artículo 3. Es una violación burda de la soberanía”.

Magistrado emérito del TC Wilson Gómez Ramirez Foto: © Mery Ann Escolástico Fecha:19/07/2021

SANTO DOMINGO, República Dominicana. Para Wilson Gómez Ramirez, magistrado emérito del Tribunal Constitucional, el acuerdo de preclearence firmado por Estados Unidos y la República Dominicana es inaceptable, inconstitucional y abusivo contra los intereses del país más pequeño. Y explica que el acuerdo no es “arreglable”, porque si se modifica sería para hacerle más daño a la soberanía dominicana.

Partiendo de una extensa entrevista que le realizó el director de Acento, el jurista y presidente del Instituto Duartiano dice que los pueblos pequeños deben tener dignidad, y que en ese sentido hay negociantes que confunden el derecho a hacerse ricos con los intereses colectivos, y eso ningún dominicano puede aceptarlo.

Para Gómez Ramirez no hay medias tintas. Rechaza el acuerdo con el Aeropuerto Internacional de Punta Cana y lo rechaza con cualquier otro aeropuerto. Dice que si los aeropuertos del país tuvieran el prechequeo americano seríamos territorio americano y no dominicano, y perderíamos el derecho a la autodeterminación.

No le preocupa que los norteamericanos se sientan ofendidos por el rechazo al acuerdo, porque ese acuerdo solo perjudica a los dominicanos, y no es cierto que atraiga a los turistas. Dice que cada día se anuncian más contracciones de hoteles y que los turistas vienen por las playas, el sol, la arena, la riqueza proverbial del dominicano, y su afecto y contagiosa alegría, no porque haya agentes americanos chequeando a los que quieran salir del país.

La Constitución es contraria al acuerdo

Wilson Gómez Ramirez no descarta comenzar contando la historia de la soberanía duartiana, porque de acuerdo a su valoración República Dominicana “es uno de los países que más ha tenido que luchar su independencia y soberanía”, y en la lucha entre Trinitarios y conservadores, en el siglo antepasado, Juan Pablo Duarte se precipitó al presentar un proyecto de Constitución en que figurara claramente el concepto de soberanía, y los Trinitarios consistentemente insistieron en ese propósito de la soberanía aunque la isla se hundiera. “Ese postulado se ha mantenido y se refleja en lo que hoy es la República Dominicana”, dijo.

En la mente y el corazón de los dominicanos siempre ha prevalecido el concepto de soberanía, y esa soberanía se pierde si se acepta, si se aprueba el acuerdo de preclearence.

No han convencido sobre la utilidad del acuerdo 

El magistrado Gómez Ramirez no da marcha atrás. Insiste en que Estados Unidos tiene que buscar otra manera de tratar a los países como la República Dominicana. “Cuando existe la posibilidad de que un Estado pueda colocar sus oficiales, sean aduanales, de migración, de drogas o de investigación…Cuando eso es posible, ese Estado está incursionando y decidiendo cosas que están reservas a a las autoridades del otro Estado”, explica.

Dice que en la Constitución los dominicanos tienen el principio de autodeterminación “y eso tiene que estar presente en todo acuerdo, en toda negociación, en todo tratado, y tiene que verse -no que se suponga- tiene que verse esa amplia facultad que establece el texto constitucional”.

Y sostiene que “si usted permite que esas personas (inspectores de EE.UU) usen armas en el ámbito territorial, que puedan aprehender a ciudadanos nacionales y extranjeros, que puedan hacer interrogatorios, que puedan entrenarse en ese territorio…cuando eso ocurre tenemos que convenir forzosamente que estamos ante una incursión en un ámbito de soberanía ajeno al interés nacional”.

Se le cuestiona y se le dice que EE.UU es una potencia, y decide y quita y pone, porque sus intereses son muchos, y hay 2 millones de dominicanos en su territorio, se queja del patriotismo de los que han discutido el acuerdo de preautorización.

El objetivo del prechequeo fuera de EE.UU es lucha contra el terrorismo

“Mire, lo cierto es que las personas que han estado defendiendo ese acuerdo no han podido convencer a nadie de que no hay una vulneración a la soberanía. Ciertamente EE.UU mantiene una relación especial con RD, pero todos los países, por pequeños que sean, tienen su dignidad, tienen su compromiso, su vergüenza y deben hablar de pie”.

No arrodillarse ante nadie, y el acuerdo nos arrodilla

Los dominicanos, para Gómez Ramirez, no pueden arrodillarse ante nadie, por más potencia que sea.

Y el entrevistador le dice que EE.UU extradita ciudadanos dominicanos, y nunca ha extraditado un ciudadano americano. Eso convence más al expositor. Dice que hay tratados en los que hay reciprocidad, por ejemplo en los de extradición firmados hace muchos años y que si nunca se ha extraditado un americano hacia RD des un problema de las autoridades, y si hay reciprocidad se tiene el principio de lo que es igual no es ventaja.

“Si la autoridad nacional se da cuenta de que no se le escucha debe revisar ese acuerdo, manifestarse sobre la reciprocidad”, pero en el caso del acuerdo de preautorización no hay reciprocidad y por tanto carece de valor constitucional.

Revela que en torno al acuerdo ha habido mucho activismo frente a los jueces y al Tribunal Constitucional. Y cuando explica que es mucho activismo mueve las manos con intensidad. “Nos han dicho que es una ventaja ese acuerdo, nos dijeron informalmente…miren, Cancún es nuestra competencia turística y los americanos quieren que nosotros nos beneficiemos, y no Cancún, no México. República Dominicana tiene que aprobar cuanto antes ese acuerdo porque nos conviene”.

¿Cuál es la ventaja del acuerdo?

Y el presidente del Instituto Duartiano se pregunta ¿Cuál es la ventaja de esto, explíquenme?

En este punto hace una reflexión sobre los empresarios turísticos y su ambición de dinero ganado a cualquier precio. “A veces los que regentean las zonas turísticas no se dan cuenta de que hay un Estado, y que ellos están dentro de ese Estado”.

Eso pasa aquí, se le pregunta. Y su respuesta no deja dudas:

“Eso se maneja así. La proyección internacional es así, aquí mucha gente viene y no sabe que está en la República Dominicana”. Y sostiene que los que hablan de ventajas del acuerdo dicen que va a incrementar el turismo “y yo digo que cómo es que lo va a incrementar, porque yo veo con frecuencia que se inician nuevos hoteles y anuncian más habitaciones turísticas ¿por qué? porque faltan habitaciones para la demanda que hay de visitantes. Tenemos demasiado demanda y no es por el preclearence, sino por las playas, el sol y las bellezas dominicanas, es por eso que vienen los turistas, no porque se habilite el preclearence”.

No somos una colonia de los EE.UU

En realidad, explica, detrás de esto está EE.UU que quiere asumir determinados controles, dice Gómez Ramirez, y cuando se le solicita que explique cuáles son esos controles, dice:

Frank Rainieri Marranzini, propietario del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, seleccionado por EE.UU como el primero para tener el preclearence

La cuestión de los refugiados. Es un asunto serio, sin duda, lógicamente haciendo una adecuación de lo que se había acordado.

Sostiene que ha habido intención deliberada de confundir cuando han dicho que el acuerdo es una expresión liberalizada del acuerdo que fue objeto de rechazo por el Tribunal Constitucional en el 2015. “Esa sentencia rechazó ese acuerdo porque era grosero, afectada severamente la soberanía dominicana, se tomaba el control de las ondas radioeléctricas, se podía ingresar al territorio nacional uniformado y armado, y se podía contratar empresas de otros países y venir a RD a instalarse.

Este no es el mismo tratado, pero este también toca la soberanía nacional y debe ser rechazado. Considera que el solo hecho de que un gobierno extranjero pueda colocar oficiales y manejar sus leyes en un país diferente al suyo es inaceptable para Wilson Gómez.

“No somos una colonia. A mi me parece que eso es suficiente para considerar que hay una violación de la Constitución de la República en su artículo 3. Es una violación burda de la soberanía”.

Se pregunta cómo es posible aceptar que dentro de un Estado haya otro Estado operando impunemente. Y se responde de inmediato: Es un ataque grosero a la integridad de ese Estado.

Explica que la Constitución dice que es inviolable e invariable el principio de autodeterminación, en el sentido que cada país tiene que determinar sus cosas. “La voluntad de la autoridad nacional es la que tiene que prevalecer, y no puede ceder esa autoridad a nadie más. Ese acuerdo de prechequeo nos llega, como han dicho los españoles, como un regalo envenenado. No es ventaja que te requisen aquí extranjeros. Ese es un tratado sin reciprocidad alguna. Lo que va a recibir RD es que un oficial de EE.UU requise a un dominicano, lo lleve al famoso cuartito y le haga los vejámenes que se le hacen…”

Hay acuerdos legítimos, que sí valen y son útiles

Rechaza que el acuerdo sea contra el crimen organizado, el narcotráfico y el terrorismo. Contra esas amenazas hay acuerdos firmados, convenciones internacionales, contra las drogas, contra el tráfico de personas…Los EE.UU tienen colaboradores aquí que pueden seguir informando lo que investigan, sin ese acuerdo y se pregunta ¿por qué tienen que venir ellos ahora a hacer el trabajo directamente? “Esta no es una frontera norteamericana. Hoy el mundo cambió y todos debemos acogernos a las leyes y al orden internacional que se ha creado. Este acuerdo no tiene una ventaja para la República Dominicana”.

El jurista añade que el acuerdo tampoco descarta que te chequeen nuevamente en los Estados Unidos. “Es mejor que ellos sigan haciendo ese chequeo allá y que dejen que la autoridad nacional adopte las providencias de lugar y que hagan ellos las asesorías y procuren apoyos”.

Wilson Gómez dice que no se opone por oponerse al acuerdo, sino que se opone porque está haciendo la defensa del interés general de la nación, porque ese acuerdo es una injerencia en los asuntos internos de la República Dominicana.

Aeropuerto Internacional de Punta Cana

“Mucha gente que tiene la libertad de hacer comercio lo entienden mal, por el derecho a la libre empresa, y nosotros entendemos que eso tiene un límite y que nunca puede ponerse en juego el interés general de la nación, que está por encima de los intereses particulares. Yo eso lo digo con mucha propiedad, porque hay esa tendencia hoy día de dejar de lado el interés general para beneficiar algunos sectores”.

No lo acepta en ningún aeropuerto

Lamentó que la población no tenga tanta conciencia ni informaciones sobre lo que está pasando con estos asuntos. Criticó que haya otros aeropuertos que favorecen en prechequeo, pero sostuvo que “mientras más territorio más intervención. “Si lo hacen en todos los aeropuertos tienen el país entero. Tu te imaginas la cantidad de agentes que tendría EE.UU suplantando a la autoridad nacional”.

Está convencido de que EE.UU sí sabe lo que busca con el acuerdo, aunque los dominicanos no están realmente informados. Pero asume que “el pueblo dominicano no acepta eso, porque hay gente que tiene su dignidad y su vergüenza, aunque otros lo hayan perdido todo, la dignidad y la vergüenza. Pero cuando EE.UU nos ha intervenido aquí ha habido resistencia y la última página de gloria ha sido aquí en 1965”.

En este punto Wilson Gómez Ramirez expresó su criterio de que el acuerdo de preclearence no tiene arreglo. “Si uno fuera a arreglarlo haría lo peor, porque tiene demasiado cosas. Ese acuerdo no es aceptable y EE.UU tiene que buscar otra forma de tratar a estos países”, dijo.

Rechazar el acuerdo nos hace más grandes

¿Qué hacer? se le pregunta,

Recomienda una discusión franca de Estado a Estado, y ver qué conviene a cada uno, y dejarlo escrito en el acuerdo.

El hecho de que EE.UU sea una potencia no le da derecho a tratar con los pies a un Estado pequeño como la República Dominicana. Insiste en que los Estados tienen su dignidad y tienen que hacerla valer frente a la comunidad internacional.

RD debe exigir que haya consideración y respeto, que las cosas se hagan con cierto nivel de dignidad y no traer esas decisiones que quiebran los principios constitucionales.

Lo importante es que se mantenga la proverbial amabilidad del pueblo dominicano, que es generoso, amable, afectivo como nadie. “Eso nos hace grandes a nosotros”.

Los dominicanos no necesitamos el prechequeo, lo que convendría al país es que se rechace ese acuerdo como ocurrió con la sentencia TC-315-15.

EE.UU podría enojarse por eso, pero República Dominicana tiene que asumir su propia defensa, “y no me preocupa que se pongan bravos. En lo absoluto”.

Relacionados:

Tribunal Constitucional mantiene atrapado el acuerdo de pre-autorización de RD con EE.UU, sin solución a la vista

Danilo Medina hizo grandes esfuerzos por el acuerdo de pre autorización, sin éxito

“Aborted plans”: El pre-clearence, un proyecto en revisión por secuelas no explícitas

La “puntacanización” del acuerdo de pre-clearence, una forma de consolidar el monopolio

El trasfondo del acuerdo de pre-autorización

Servio Tulio vs Jottin Cury David: El acuerdo de preautorización entre EE.UU y República Dominicana

EE.UU es la nación que más ha contribuido con el desarrollo dominicano, dice Rodríguez Huertas

Grupo Puntacana acusa a Acento de “ataque desmedido y poco argumentado”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes