NO ES DECISIÓN DE HOTELES

Resolución Intrant de 2018 es la que impide que taxis no registrados entren a hoteles turísticos

Los hoteles no son los responsables, debido a que la autoridad que regula el servicio de taxis es el Intrant, en coordinación con el ministerio de Turismo.

Por Servicios de Acento.com.do

Oficinas del Intrant.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Aún está vigente la resolución número 010-2018, del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), emitida por la entonces directora, ingeniera Claudia Franchesca de Los Santos, la cual regula el servicio de transporte de taxis en las instalaciones hoteleras de los polos turísticos.

La disposición prohíbe la entrada a los recintos hoteleros a taxis no autorizados por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) o por el Ministerio de Turismo (Mitur).

Debido a esto, algunos clientes de hoteles se han encontrado extraño que al buscar un servicio de taxi deben abordar el mismo fuera de la parte frontal del lobby o área de recepción del hotel donde se hospedan.

Los hoteles no son los responsables, debido a que la autoridad que regula el servicio de taxis es el Intrant, en coordinación con el ministerio de Turismo.

El texto también establece: “todo taxi no autorizado solamente podrán llevar al pasajero que utilice sus servicios a cualquier instalación hotelera cuando sea dispuesto como destino final, sin poder recoger en ese lugar a ningún huésped o pasajero”.


Además, dispone que los taxis por plataforma tecnológica no podrán registrar choferes ni vehículos que estén registrados en una organización de taxis diferente a las de éstos.

La resolución también dispone que las instalaciones hoteleras promocionarán el servicio de transporte en taxis turísticos autorizados en sus instalaciones, facilitando la información necesaria al huésped que incluya: horarios de servicios, número o forma de contacto y las tarifas correspondientes.

Además, ordena a los hoteles prohibir a sus empleados a prestar servicio de transporte a sus huéspedes o servir de mediadores para utilizar persona física o compañía que no sean las autorizadas para dar servicio de transporte turístico.

En meses pasados fue noticia el conflicto entre la plataforma tecnológica de transporte Uber y el sindicato de taxistas en Punta Cana, que en algunos casos derivó en enfrentamientos violentos.

En diciembre pasado, luego de que Gleycer Salvador, taxista servidor de Uber, se percató de que un taxista de sindicato local lo seguía en el camino que emprendió desde la Plaza Palma Real, en Verón, donde recogió a unos pasajeros. El conductor informó a sus compañeros sobre la situación debido a los atropellos previos que han escenificado los taxis que pertenecen al sindicato local.

Según los relatos de los conductores de Uber, una vez su compañero dejó a sus clientes, el taxista que lo perseguía se desmontó del vehículo sin mediar palabra y, junto a otros, ejercieron la violencia en su contra.

A un taxista le rompieron una costilla y a otros los detuvieron, siendo los tres conductores de Uber. Héctor Santana Roble, Leandro Cótez Ortiz y Gleycer Salvador son sus nombres. Los agresores no fueron sancionados.

Ante los hechos, Uber en República Dominicana aseguró que sus operaciones a nivel nacional se llevan a cabo en cumplimiento con las regulaciones y leyes locales, luego de que se hicieran denuncias públicas de que oficiales del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) y del INTRANT detienen a los conductores afiliados en Punta Cana “por brindar servicio de taxi sin permiso”.

Pero, en marzo pasado, se informó sobre un acuerdo que habría firmado el Intrant y el representante de la empresa Uber en República Dominicana, Carlos Ferdinand, que acabaría con las problemáticas entre los conductores de esa empresa y taxistas en la región Este.

Sin embargo, y a pesar de que el supuesto acuerdo entre ambas entidades se firmó en presencia del presidente Luis Abinader, el minsitro de Turismo David Collado y representantes de Asonahores, hasta la fecha todavía se desconocen muchos detalles del mismo.

En abril pasado Acento intentó obtener dicho documento, solicitándolo al Ministerio de Turismo, quien explicó que era Intrant el responsable de dar a conocer estos detalles.

También se solicitó a Uber y como respuesta, dijo lo mismo, el Intrant debía facilitar lo firmado. Pero resulta que Intrant no tiene el documento.

Al pedir el acuerdo a Intrant vía el portal de Solicitud de Acceso a la Información Pública (SAIP), la institución respondió con la siguiente información: "Dicho acuerdo debe ser solicitado a la compañía Uber Technologies Inc., en razón de que el ejemplar correspondiente a esta institución (Intrant) aun no ha sido enviando a esta institución".

Acento volvió a insistir con los representantes de Uber en el país, y se encuentra a la espera de respuesta

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes