En mangas de camisa

En la despedida del "año del despertar"

Por Melvin Mañón

Decía, hace poco, que los bríos con los que el Dr. Leonel Fernández parece enfrentarse al reeleccionismo de Danilo Medina podían estar relacionados con un cambio –favorable a él- en la situación del país y añadía que, conocida su inclinación a evitar confrontaciones y pleitos, bien pudiera ser que le hubieran ofrecido respaldo y le hubieran estimulado, cuando no comprometido con el pleito que ahora parece emprender.

Las declaraciones de finales de noviembre del Encargado de Negocios de la embajada de los EEUU, Robert Copley (embajador en funciones) de que los “dominicanos estaban harto de corrupción” no podían haber sido improvisadas ni tampoco el producto de una torpeza del Sr. Copley quien es un diplomático de carrera que ha estado acreditado en países y posiciones delicadas. Las autoridades dominicanas no se tomaron en serio las palabras de Copley y el Procurador, así como diputados del PLD salieron como siempre a creer que pueden engañar con el discurso de sus bocinas pagadas.

Como regalo de navidad, las autoridades norteamericanas, esta vez actuando conjuntamente con la presidencia, el Departamento de Estado y el del Tesoro de ese país produjeron una decisión despojando a Angel Rondón del visado, anunciando su persecución por delitos contra los derechos humanos, procurando la incautación de bienes y condenándolo por corrupción siendo- al menos para mi- la primera vez que gobierno alguno haya asociado los actos de corrupción de un individuo con derechos humanos en cualquier parte. Pero todavía las mismas autoridades dominicanas siguen sin reaccionar ni al discurso de Copley ni a las acciones ya tomadas.

EEUU ya no es la potencia que fue antes. Carece del poder, de los medios y mecanismos que antes le permitieron poner y quitar gobiernos pero sigue siendo una gran potencia y puede hacerle la vida mas fácil o muy difícil a cualquier gobierno. Entonces, ¿que creo yo que están haciendo los Estados Unidos en la República Dominicana?

1ro.- Conscientes de que la llamada oposición política carece de las agallas, del liderazgo, de la visión y de la determinación indispensables en quien busca hacerse con el poder, las autoridades norteamericanas han decidido distanciarse mas claramente del gobierno dominicano y demostrarlo con acciones directas que atacan la base social-oligárquica de este gobierno.

2do.- Semejante proceder alienta a todos los desafectos, insufla aire fresco y abre perspectivas a personas, grupos y fuerzas que, sabiendo que los EEUU no están apoyando a Danilo Medina ni sus planes, sienten que se ha creado un espacio donde probar suerte y no dudo de que el Dr. Fernández sea uno de los que se ha percatado de la situación y trate de convertirse en beneficiario de la misma.

3ro.- Precisamente porque al descontento y agotamiento interno con Medina se suma la hostilidad externa el Dr. Fernández se anima.  Si bien es cierto que el país le imputa a él delitos casi tan graves como los cometidos por Danilo Medina no es menos cierto que el PLD sigue siendo una maquinaria formidable y que, en aras de seguir en el poder, poco le importaría desertar de uno y regresar al otro a quien igualmente traicionaron antes. Por lo tanto, aunque no sea una buena opción Fernández es apetecible para el mismo PLD que le ha traicionado antes y a ese PLD le importa un pepino que en el proceso Danilo Medina salga ahora perdedor. Es un error, creer que todo el PLD que ayudó a triturar a Fernández será leal a Danilo. No lo serán como tampoco fueron leales antes al propio Leonel.

4to.- Siendo la Marcha Verde la única expresión nacional, masiva y categórica de descontento con el gobierno actual y la única que explícitamente funda su existencia en el rechazo a la corrupción y la impunidad actual, pero no siendo dicha Marcha Verde un partido político queda establecida la desconexión esencial de la sociedad dominicana entre quienes encarnan el sentimiento y la aspiración de cambio pero no disponen del instrumento para llegar al poder y quienes tienen el instrumento pero no exhiben vocación ni compromiso de cambio. Esta desconexión, en tanto que persista, entreabre la puerta al Dr. Fernández y este a su vez podría derrotar al danilismo dentro del PLD no tanto por la astucia y determinación del Dr. Fernández sino porque el PLD maquinaria, es decir la parte mas corrupta y canalla de ese partido se percate de que seguir con Danilo es una tarea cuesta arriba, contraria al interés de los Estados Unidos, arriesgada y opuesta a la corriente que se abre camino en muchos países mientras que, aliarse de nuevo a Leonel podría ser una navegación menos accidentada. Otros funcionarios y algunos empresarios y traficantes de influencia temen que su visa sea revocada y sus bienes perseguidos y esa es una opción que los EEUU parecen haber dejado deliberadamente abierta.

5to.- Una parte -y yo no se que tan grande sea- de la sociedad dominicana de hoy no quiere cambiar, ni quiere acabar con la impunidad ni con la corrupción bien porque ya se han adaptado y les parece fenomenal, o bien creen que es una lucha inútil y extemporánea, o solamente porque así saben vivir. Naturalmente hay otra parte de esta sociedad luchando por el cambio y esa es la que ha nutrido la Marcha Verde pero, el triunfo de una opción o la otra, el bien o el mal puestos en la mas maniquea de sus formulaciones, no dependerá de la virtud sino de la destreza y lamentablemente, ambas fuerzas son poderosas, pero solo la canalla está en el poder.

6to.- El PLD desde que se hizo gobierno dejó de reclamar decoro, vergüenza y virtud. Ellos nunca han negado la corrupción ni en público ni en privado pero siempre la han justificado por la corrupción supuesta o real de los otros, de sus predecesores, de sus presuntos sucesores. Siempre han alegado la condición mundial de esa inconducta y sincerizado su práctica como el derecho de los mas listos porque, después de todo y en su lógica torcida y perversa: ¿para que es el poder sino para usufructuarlo? En una sociedad como la dominicana de hoy, erotizada, envilecida, descreída, consumista, despiadada, transformada y traumatizada por la modernidad es comprensible que perdure este estado de cosas.

7mo.- Y finalmente. Mientras Danilo consiga dinero prestado para seguir comprando gente, torciendo voluntades, amamantando parásitos y concediendo licencias para el despojo del patrimonio público; mientras los jueces, autoridades y funcionarios se vendan sin sonrojo y como putas del malecón, mientras el cuerpo social reciba esas inconductas sin repudiarlas las restricciones externas serán tan necesarias como el aumento de la presión interna pero ninguna de la dos podrá jamás reemplazar el papel de un liderazgo local en la lucha por un cambio ni podrá evitar las penurias y vicisitudes que esa lucha inevitablemente acarreará.

Nota: Hay solamente algo que me asquea e insubordina mas que los jueces y autoridades dominicanas: las entidades financieras que siguen prestándole dinero a Danilo Medina y a las que no podemos presagiar la misma suerte que correrá este, aunque deberían tenerla aun peor.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes