Fundéu Guzmán Ariza

«Causa», mejor que «causal»

Se recomienda evitar el uso del adjetivo causal como sinónimo de causa.

Por Servicios de Acento.com.do

Gramática

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Se recomienda evitar el uso del adjetivo causal como sinónimo de causa.

En los medios de comunicación y en el lenguaje jurídico actual de la República Dominicana es muy frecuente el empleo indiscriminado de causal como sustantivo en sustitución de causa: «…que en el proyecto de Código Penal nuevo se incluyan y se aprueben las tres causales como eximentes de responsabilidad penal por la interrupción del embarazo», «El tribunal considera que quedó establecida la existencia de una de las causales que figuran en el artículo 78 de la Ley 72-02, que afecta de manera significativa la imparcialidad del juez acusado», «Que este Día Escolar de la No Violencia y la Paz nos permita ir a las causales de la violencia y no a la pura justificación de los hechos» o «No es verdad que la aprobación de las tres causales en el Código Penal constituya la despenalización de la práctica del aborto».

El Diccionario de la lengua española define causal como adjetivo referido a lo ‘perteneciente o relativo a la causa’ («De acuerdo con el comunicado de Salud Pública, se estima que existe una relación causal entre el consumo nocivo de alcohol y una serie de trastornos mentales») y como término gramatical ‘que expresa causa’: oración causal, conjunción causal. Por el contrario, causa es la palabra apropiada para indicar ‘aquello que se considera como fundamento u origen de algo’ o ‘motivo o razón para obrar’, que es a lo que se refieren las frases citadas.

El empleo de causal como sustantivo femenino sinónimo de causa, según explica el Diccionario panhispánico de dudas, es muy frecuente en el lenguaje jurídico americano, aunque no exclusivo de él; el Diccionario panhispánico del español jurídico lo registra como término legal de uso en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala y México, con el sentido de ‘causa o motivo legalmente establecido para realizar válidamente algún acto’. No obstante, a tono con la tendencia hacia el empleo de un lenguaje jurídico claro y sencillo que pueda ser entendido por toda la ciudadanía, para expresar motivo o razón para algo la palabra causa es preferible a causal, como se ha manifestado hasta época reciente en nuestros códigos y leyes: el Código Civil dominicano no utiliza causal en ninguno de sus 2280 artículos, el Código de Trabajo se refiere a las causas de suspensión o de terminación de los contratos de trabajo y nuestra Ley de Divorcio especifica las causas de divorcio, no sus causales.

Por consiguiente, en los ejemplos citados lo más apropiado habría sido escribir «… que en el proyecto de Código Penal nuevo se incluyan y se aprueben las tres causas eximentes de responsabilidad penal por la interrupción del embarazo», «El tribunal considera que quedó establecida la existencia de una de las causas que figuran en el artículo 78 de la Ley 72-02, que afecta de manera significativa la imparcialidad del juez acusado», «Que este Día Escolar de la No Violencia y la Paz nos permita ir a las causas de la violencia y no a la pura justificación de los hechos» y «No es verdad que la aprobación de las tres causas en el Código Penal constituya la despenalización de la práctica del aborto».

Fundéu Guzmán Ariza es una iniciativa de la Fundación Guzmán Ariza Pro Academia Dominicana de la Lengua, institución sin fines de lucro entre cuyos objetivos se encuentra impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación de la República Dominicana. Cuenta con la asesoría de la Academia Dominicana de la Lengua y la Fundación del Español Urgente (Fundéu) —entidad sin ánimo de lucro fundada en España, en el año 2005, con el auspicio de la Real Academia Española y la Agencia Efe de noticias—, así como con el patrocinio económico del bufete Guzmán Ariza

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes