Conflicto Domínico-Haitiano abril/mayo 1963: Documentos oficiales (I)

Juan Bosch dijo: "La dignidad dominicana ha sido ultrajada en Haití de manera indignante. Y no estamos dispuestos a tolerar esa situación y no la toleraremos por ningún motivo”
Arlette Fernández - 14 de mayo de 2015 - 12:15 pm - 15 Comments
Foto: Archivo de la autora Arlette Fernández/El presidente Bosch se dirige al pueblo dominicano luego de los incidentes en la embajada dominicana en Haití.

(A los estudiosos de la historia militar, con cariño*)

El 27 de abril de 1963 los medios de prensa daban al mundo la siguiente noticia procedente de Puerto Príncipe:

“Tropas armadas y milicia civil rodearon hoy la embajada de la República Dominicana y la de otros países americanos….”

¿Por qué?

A las diez de la mañana del día 27 de abril de 1963, cuando el Encargado de Negocios de la República Dominicana en Haití, Dr. Frank Bobadilla Rejincos, llegaba a la Embajada Dominicana le salieron al paso dos soldados haitianos armados con fusiles.

Estos soldados, no obstante que fueron advertidos que debían retirarse, registraron todas las oficinas de la sede diplomática dominicana en la capital haitiana.

Ante las protestas del jefe de misión dominicana, los soldados haitianos salieron de la Embajada Dominicana, pero permanecieron en sus terrenos ubicados en la avenida Delmas.

Allí estaban asilados tres oficiales haitianos considerados opositores al régimen de Francois Duvalier, entre los que se encontraba el teniente Francois Benoit, un militar de carrera y campeón de tiro que pertenecía a una distinguida familia.

Reacción del gobierno dominicano

Horas después del incidente, el presidente de la República Dominicana, Juan Bosch, se dirigió a la nación desde el Palacio Nacional:

“Hemos sido insultados sin haber provocado nosotros el insulto; se ha invadido nuestra embajada con fuerzas armadas, lo cual equivale a una invasión a nuestro país y es una ofensa imperdonable a nuestra dignidad. Se nos ha faltado el respeto y las naciones pequeñas que permiten eso, no son dignas de ser naciones, porque lo único que puede mantenernos como país soberano es la decisión de hacernos respetar de los pequeños y de los grandes, de los que pretendan abusar de su debilidad y de los que pretendan abusar de su fuerza. La dignidad dominicana ha sido ultrajada en Haití de manera indignante. Y no estamos dispuestos a tolerar esa situación y no la toleraremos por ningún motivo”.

Juan Bosch se dirigió a la nación desde el Palacio Nacional: “Hemos sido insultados sin haber provocado nosotros el insulto; se ha invadido nuestra embajada con fuerzas armadas, lo cual equivale a una invasión a nuestro país y es una ofensa imperdonable a nuestra dignidad

El Ministro de Relaciones Exteriores dominicano, Andrés Freites, emitió la siguiente nota de protesta:

“Si no se ofrecen las reparaciones y seguridades que demandan las ofensas y los riesgos a que ha estado sujeta la representación dominicana en Haití, el gobierno de la República Dominicana adoptará con toda decisión y a cualquier precio las medidas necesarias para hacer respetar la dignidad y la soberanía de la nación dominicana”.

Y el Ministro de la Presidencia, doctor Abraham Jaar declaró:

“Estamos esperando que se cumpla el plazo de 24 horas que vence hoy a las 7 de la noche. Si la ofensa a la soberanía nacional no es reparada, el gobierno tomará las medidas necesarias para hacer respetar nuestra bandera”.

El coronel Rafael Fernández Domínguez, en Jimaní, acompañado del primer teniente Luis Rafael Félix Abreu.

El coronel Rafael Fernández Domínguez, en Jimaní, acompañado del primer teniente Luis Rafael Félix Abreu.

 

La respuesta de Haití

El canciller haitiano, René Chalmers respondió así:

“No ha habido en fecha 27 de abril, ninguna violación a la Embajada Dominicana o a la residencia por miembros de la fuerza pública haitiana.

“El gobierno haitiano aprovecha la oportunidad para señalar a Vuestra Excelencia las numerosas violaciones en materia de asilo en que ha incurrido la embajada dominicana en Puerto Príncipe. Fue el ex primer teniente Francois Benoit, quien habiendo recibido asilo en la embajada dominicana en fecha 25 de abril en curso, ha podido dejar dicha embajada y participar el viernes 26 en el atentado perpetrado contra la vida de los hijos de su Excelencia el señor Presidente de la Republica (Francois Duvalier) y fueron los miembros de la misión dominicana quienes transportaron en sus propios vehículos a los criminales de derecho común..Para terminar, el gobierno haitiano frente al cable tan conminatorio de Vuestra Excelencia y las provocaciones repetidas de vuestro gobierno, toma la decisión de romper las relaciones diplomáticas y consulares con el gobierno dominicano”.

¿Qué había pasado?

En Puerto Príncipe, capital de Haití, la mañana del viernes 26 de abril se tiroteó el vehículo en el que iban los hijos del presidente Francois Duvalier, Jean Claude de 12 años y Simona de 14. Los niños salieron ilesos, no así sus tres guardaespaldas que fueron abatidos.

Según informes de la prensa extranjera, para vengar la muerte de los tres guardaespaldas, las milicias haitianas incendiaron la residencia del teniente Francois Benoit y mataron a sus padres, a su hijo de año y medio y a miembros del servicio doméstico.

(*) Los informes elaborados por los oficiales que participaron en esta misión son inéditos, excepto el firmado por el comandante coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez que fue publicado en el libro “Coronel Rafael Fernández Domínguez, Soldado del Pueblo   Y Militar de la Libertad de nuestra autoría.

Ver documentos:

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.