Política

Brasil, corrupción y crisis política: Lula convoca a protestas; ministro pide diálogo

Por Servicios de Acento.com.do


El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva grabó un mensaje dirigido a miles de personas que han salido a la calle en defensa del Gobierno de Dilma Rousseff y les animó a enfrentar a "quienes quieren atropellar la democracia".

Lula volvió a criticar el trámite con miras a un juicio político contra Rousseff, contra el que movimientos sociales y el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) han convocado a protestar hoy en decenas de ciudades del país.

Al caer la tarde, decenas de miles de personas participaban en las manifestaciones, que eran más numerosas en Sao Paulo, la ciudad más poblada del país y cuya principal avenida, la Paulista, es considerada como un termómetro del ánimo de las calles del país.

En su mensaje, difundido a través de internet y emitido en varios de los actos, Lula sostiene que quienes toman las calles son aquellos que "creen en la democracia de cuerpo y alma" y protestan en "defensa del Estado de Derecho, la Constitución y las conquistas sociales".

Lula aludió a las crisis económica y política que atraviesa el país, frente a las que aseguró que "el pueblo brasileño no cierra los ojos ni se conforma con lo que está equivocado y precisa ser corregido".

"¿Vamos a intentarlo (el diálogo) o vamos a esperar el primer cadáver?", se preguntó el importante asesor de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su correligionario en el oficialista Partido de los Trabajadores

Compartir

No obstante, también sostuvo que el pueblo "sabe que no existe solución fuera de la democracia" y que "no se arregla un país andando para atrás".

Ministro defiende diálogo en Brasil antes de que aparezca "primer cadáver"

El ministro de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de Brasil, Edinho Silva, criticó el clima de intolerancia generado por la grave crisis política que enfrenta el país y defendió que las diferentes partes dialoguen antes de que aparezca el "primer cadáver".

Silva defendió en declaraciones a periodistas que los partidos políticos se sienten a dialogar ante el riesgo de que la actual radicalización del país provoque muertes.

"¿Vamos a intentarlo (el diálogo) o vamos a esperar el primer cadáver?", se preguntó el importante asesor de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su correligionario en el oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

La defensa del diálogo fue hecha en el mismo día en que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva le pidió a los militantes y sindicalistas que salieron a las calles a defender el Gobierno de Rousseff a que enfrenten a "quienes quieren atropellar la democracia".

En un mensaje divulgado en las redes sociales, Lula dividió al país entre los que defienden un "golpe", en alusión a quienes apoyan el juicio político con fines destituyentes que la oposición impulsa contra Rousseff en el Congreso, y entre los que defienden la democracia.

La jornada de manifestaciones de este jueves fue convocada por los sindicatos y movimientos sociales que se oponen al posible juicio político contra Rousseff, quien hizo una defensa de la tolerancia en un acto en el Palacio presidencial de Planalto en el que recibió el apoyo de artistas e intelectuales que consideran que el posible juicio político, sin un motivo constitucional que justifique la destitución, es un golpe.

Movimientos sociales y sindicatos marchan nuevamente contra juicio a Rousseff

Los movimientos sociales y las centrales obreras afines al Gobierno brasileño marcharon este jueves nuevamente en las principales ciudades del país en una señal más de apoyo a la presidenta Dilma Rousseff, que está al borde de enfrentar un juicio político con fines de destitución.

La jornada en "Defensa de la democracia" se realizó dos días después de que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del vicepresidente Michel Temer y que era el mayor de la base oficialista, decidió dejar el Gobierno de Rousseff.

Las mayores concentraciones, convocadas principalmente por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y la Central Única de los Trabajadores (CUT), se realizaron de manera pacífica en ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia, las que reunieron más militantes.

Las manifestaciones ocurrieron en 25 de los 27 estados y en la capital Brasilia el acto frente al Congreso reunió unas 40.000 personas según los cálculos de la Policía Militar.

Los organizadores esperaban la presencia del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en el acto de Brasilia, aunque no había sido anunciada de forma oficial y finalmente no se produjo, y tampoco lograron emitir por problemas técnicos un mensaje en vídeo grabado por el antecesor de Rousseff.

La Plaza de Se, el "punto cero" de Sao Paulo, congregó a su vez a unas 18.000 personas de acuerdo con la Policía, cifra tres veces menor a la divulgada por la CUT, que calculó la presencia de unos 60.000 simpatizantes del Gobierno.

El acto en la mayor ciudad brasileña, que contó con una programación artística y cultural, además de los discursos de líderes sindicales y de movimientos sociales, terminó con fuegos artificiales.

En Río de Janeiro, el céntrico Largo da Carioca recibió unas 50.000 personas según los organizadores, pues la policía no acostumbra divulgar el número de asistentes a las protestas en esa ciudad, y el cantautor Chico Buarque, conocido militante de la izquierda brasileña, se pronunció a favor de la mandataria y su Gobierno.

"Por el aprecio de la democracia y en defensa de la democracia, no va a haber golpe", afirmó el músico en un emotivo discurso.

Las multitudinarias protestas callejeras se sumaron a un movimiento de intelectuales y artistas que en un acto en Brasilia arroparon hoy a Rousseff, quien insistió en que no hay base legal para el juicio político en su contra y volvió a calificar de "golpe" los argumentos usados por la oposición para iniciar el proceso.EFE

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes