Fogaraté

Trepar: gran oficio

Por Ramón Colombo

En este país es fácil pasar del poliéster al casimir inglés, del lavagallo al whisky escocés, del reloj de a peso al más fino Cartier, del mabí al champán, del Honda 60 al Jaguar, de una jurunela barrial al gran apartamento en el Mirador, de la gira en guagua a la Poza de Bojolo a la villa en Casa de Campo, de la prángana absoluta a la cuenta en dólares en los United States, de la junta con los tígueres en la esquina al glamoroso encuentro con la crema y nata en el Country Club? (Sólo hay que cumplir el periplo trepador desde el comité de base hasta el Comité Central, y de ahí simplemente a la campaña electoral).

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes