Fogaraté

Tato Bisonó

Por Ramón Colombo

No sé cuándo, pero algún día el Gran Santo Domingo (una de las diez más extensa capitales de América) deberá hacerle merecido reconocimiento a un constructor de felicidad habitacional para las clases media-media hacia abajo, quien ha suplido con creces lo que el Estado no hace o no puede: Rafael Vitelio Bisonó, que para miles de familias es simplemente “Don Tato”, a quien admiro más tras conocer por la Jacobo Majluta, con gran asombro, su más portentoso aporte a la solución habitacional de esta inmensa comunidad irredenta: “Las Bienaventuranzas”, con más de nueve mil apartamentos de bajo costo…(¡Y faltan más!).

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes