Fogaraté

Se nos fue Randolfo

Por Ramón Colombo

“Cuando un amigo se va/ queda un espacio vacío/ que no lo puede llenar/ la llegada de otro amigo./ Cuando un amigo se va/ queda un tizón encendido/ que no se puede apagar/ ni con las aguas de un río./ Cuando un amigo se va/ una estrella se ha perdido/ la que ilumina el lugar/ donde hay un niño dormido…” (Es que ayer partió hacia la eternidad Randofo Núñez Vargas, ese hombre de calidad humana excepcional, héroe constitucionalista, solidario de las mejores causas, a quien hace pocos días sus compañeros de armas y de exilio le rendimos un alegre reconocimiento en Bonao, su lar irrenunciable).

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes