Fogaraté

¡Qué vergüenza!

Por Ramón Colombo

Estoy seguro de que si desde el Bravo hasta la Patagonia, país por país, cualquiera de nosotros le dijera a la gente común que desde 1844 esto que llamamos Estado Dominicano no ha sabido cumplir una tarea tan elemental, como es recoger, transportar, disponer y aprovechar la basura de todas y cada una de sus ciudades, nadie lo creería. Y si acaso se nos ocurriera contar los macabros detalles de esa tan larga historia de ineficiencia, simplemente se reirían y nos darían la espalda. Porque es que para todos ellos eso sería sencillamente insólito, inaudito, incomprensible, ridículo y, efectivamente, cómico

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes