Visión de un ciudadano

Orlando Gil, César Medina, Chu, Andrés y el Estatuto del PRM

Por Antoliano Peralta Romero

En publicaciones recientes los notables columnistas del Periódico Listín  Diario Orlando Gil y César Medina, afirmaron en respectivos comentarios sobre el proceso interno del Partido Revolucionario Moderno, que los señores Andrés Bautista y Jesús Vásquez (Chu) no tenían posibilidad de postularse nuevamente para seguir ocupando los puestos que actualmente desempeñan de presidente el primero y secretario general el segundo en razón, según el criterio de los analistas políticos, de que el Estatuto de Partido los obliga a renunciar con seis meses de anticipación a la fecha de la convención en la que aspiren participar.

Si esto fuese así y los señores Vásquez y Bautista se postulasen, estarían violando las normas estatutarias que es ley para los miembros de la organización, pero, pero aun, estarían violentando la institucionalidad y dejando un mal ejemplo a los demás miembros y dirigentes del PRM. Sin embargo, el artículo 116 del Estatuto que es la norma que regula el tema de que se trata reza del siguiente modo: “Renuncias de dirigentes para aspirar a cargos directivos y de elección popular. Los Presidentes, Secretarios Generales, Secretarios de Organización y Secretarios Electorales de los organismos territoriales, en el País y en el exterior, que aspiren a ostentar candidaturas dirigenciales o de elección popular renunciarán a más tardar seis  (6) meses antes de las fechas de las  convenciones correspondientes”

Como se ve al momento de redactar y aprobar el Estatuto se quiso que este requisito solo aplicara para los dirigentes de organismos territoriales manteniendo la cabeza del Partido sin tocar hasta tanto sean escogidas nuevas autoridades en una convención legalmente celebrada. En adición a lo anterior existen otras razones estatutarias circunstanciales que favorecen la posibilidad de que los señores Bautista y Vásquez puedan optar sin violar las normas internas por puestos directivos en el PRM, sin embargo asumo que con la simple lectura de la norma estatutaria citada el tema queda aclarado.

Lo publicado por los periodistas Gil y Medina es producto de una pequeña desinformación, sus comentarios y análisis son de utilidad en el debate diario del acontecer político dominicano

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes