Opinión

Muertos en vida

Por Ramón Colombo

Podrás renegar de algo, pero no de todo tu patrimonio: de la generación con la que compartiste sueños comunes; de aquellos viejos amigos, con quienes comulgaste en la alegría y la tristezas; de las ideas con las que imaginaste mundos y utopías; de los paradigmas históricos que te sirvieron de inspiración en la vida pública; de los líderes que impulsaron tus luchas iniciales; de los valores y principios que te formaron para la vida. Si reniegas de todo eso, tienes como condena la soledad, que es morir en vida. (Ni más ni menos eso es lo que ha sucedido con algunos líderes de este país, aquellos que han renegado de todo su pasado).   

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes