En mangas de camisa

Más sobre el PRD

Por Melvin Mañón

La secuela de comentarios que suscitó mi último artículo titulado TROPIEZOS ha dado lugar a cierta confusión: si vale la pena defender la franquicia PRD que ahora usurpa Miguel Vargas o si habrá que desprenderse de ella. El centro del artículo en cuestión no es ese.

El tema central del artículo es el siguiente: El PRD, no importa quien ni cuantos ni donde ni como debe entender que no debe tratar de resolver su crisis interna para después organizarse como oposición sino que es todo lo contrario.

La mejor manera de reconstruir el PRD no es tratando de resolver la crisis de franquicia sino definiendo el liderazgo del partido y la única manera posible de liderar el PRD es en la oposición de verdad; justo lo que el PLD ha tratado de evitar favoreciendo a Miguel Vargas.

Si los sectores mejor valorados, históricamente más vinculados y comprometidos  moralmente recuperan su papel de partido opositor dos cosas van a resultar: Primero, los dirigentes que hubieran asumido volver a hacer oposición adquieren un liderazgo indiscutible e indisputable más allá de todas las argucias y trampas que la JCE y el TSE decidan. Segundo, la gran estrategia del PLD se desmorona porque justamente la inversión que ellos han hecho con y a través de Miguel Vargas perseguía asegurar la gobernabilidad contando con la inacción del PRD. Naturalmente, el PLD ha perseguido otros objetivos de más largo plazo con Miguel Vargas.  Quieren un socio para la gobernabilidad y un cómplice para el continuismo. Alguien que, representando los intereses del PLD en el campo PRD facilite la concentración adicional del poder en manos del PLD y el uso intolerante y corrupto de ese poder como bien recoge un documento dado a la publicidad por Ciudadan@s por la Democracia.

De manera que, sea con o sin nombre, dentro de otro partido, fundando un partido nuevo o no haciendo nada de lo antes dicho, el asunto es que el PRD no puede tener éxito en la creencia de que primero debe resolver la crisis interna para luego hacer oposición. El PLD se asegurará de que esa solución no llegue por ahora, porque de lo que se alimenta el continuismo del PLD es precisamente de la crisis, por lo tanto, no van a dejar que sea superada.

El PLD necesita la crisis del PRD.

El pueblo dominicano necesita cualquier PRD en la oposición.

Esa es la ecuación. NO hay otra.

Ahora bien. ¿Serán capaces de hacerlo sin dinero? No lo se.

¿Serán capaces de reinventarse, innovar,  romper rutinas y crear un partido con nueva lógica, discurso y practica? Ojalá que si.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes