Fogaraté

Llanto por Evangelina Rodríguez

Por Ramón Colombo

El viernes, en el Centro Cultural Perelló, lloré de emoción, rabia y tristeza cuando Chiqui Vicioso me presentó teatralmente a “Andrea Evangelina”, valiente ser luminoso que hace casi un siglo, siendo mujer, pobre y negra  (estigmas que no han desaparecido del todo), fuera la primera ginecóloga y pediatra del país, y regresó desde Francia a la selva trujillista para ser pionera en planificación familiar, educación sexual y derechos de la mujer. Pagó amargamente su osadía con escarnio, cárcel y tortura, hasta ser llevada al olvido de sí misma. (Gracias, Chiqui, por sacarme estas lágrimas).

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes