Fogaraté

La angustia de Virtudes

Por Ramón Colombo

Si diéramos un corte a la larga historia de lo que culturalmente poco a poco hemos dejado de ser, a Virtudes Uribe, una vida dedicada a sostener apasionadamente en La Trinitaria el libro dominicano como misión cultural, más que comercial, habrá que dedicarle un capítulo aparte, incluyendo su angustia, común a muchos, que expresa desde la tertulia sabatina en mecedoras que sostiene desde hace muchos años con gente variopinta, hasta todo el que se asoma cualquier día a aquel pequeño espacio de la Arzobispo Nouel: "¡En este país muy pocos leen libros!". (¿Quién mejor que ella para decirlo en medio de la semibarbarie?)    

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes