En mangas de camisa

Introducción a ENIGMA

Por Melvin Mañón

El libro titulado ENIGMA, cuya puesta en circulación iba a ser celebrada el día 14 de agosto en Cuesta Centro del Libro, a las 6.pm, fue escrito con una intención: tratar de explicar el éxito del PLD y de Leonel Fernández para mantenerse en el poder, por medios legítimos e ilegítimos y hacerlo de una manera que permitiera aprender de errores propios y que, como resultado y aprovechamiento de esto, pudiera ser útil en la lucha contra  la corporación PLD y su legado.

Los primeros siete capítulos están destinados a mostrar los recursos, procedimientos y prácticas empleados por el PLD para conservar el poder desde 2004 a pesar de una gestión carente de méritos y de hecho haber presidido la más corrupta e ineficiente administración pública que se registre en la historia dominicana. El PLD de Leonel Fernández y Danilo Medina se sustenta en la articulación, tan inteligente como despiadada, de una visión estratégica y su rigurosa implementación táctica. El recorrido de las elecciones del 2006, 2008, 2010 y 2012 efectuado en los primeros siete capítulos del libro permite apreciar el conjunto de ilegalidades incurridas por el gobierno pero también la coherencia con que ese poder auspició, dirigió y financió esas ilegalidades frente a una sociedad hasta hace poco desmovilizada y un estamento político en gran parte anticuado.

En primer lugar, el PLD ha sido exitoso al haber construido una maquinaria política formidable diseñada y ya experimentada en el manejo de procesos electorales tanto legítimos como fraudulentos.

En segundo lugar, el PLD entendió que los medios de comunicación, en lugar de ser adversados, debían ser sobornados y procedieron a la más vasta y amplia captación de periodistas y comunicadores superando a todos sus predecesores pero, añadiendo a las versiones anteriores de esta misma práctica dos elementos nuevos. Uno, la escala masiva y generalizada de su aplicación  y otro, la dirección oportuna  y puntual de esos recursos para, a través suyo, proponer y manejar la agenda de todo el debate nacional.

En tercer lugar, la dirección del gobierno del PLD, además de la manipulación mediática intervino a gran escala en los asuntos internos de otros partidos a fin de influir en el manejo de estos tanto para debilitarlos o destruirlos, allí donde les convenía, como para hacerlos escoger los candidatos contra los cuales a la maquinaria del PLD le convenía concurrir.

Para la aplicación de esta visión estratégica, el PLD instauró un régimen de corrupción con dos grandes vertientes. La principal no ha sido como se cree el enriquecimiento personal, que aunque obsceno y descomunal está subordinado a otra finalidad que ha sido la de mantenerse en el poder para la cual han extraído, tras continuas reformas fiscales y empréstitos, los dineros que la aplicación de ese curso de acción requería ya que, comprar votos, periodistas, editores y estaciones así como comprar candidatos es, bajo cualquier lupa con que se mire, una empresa que consume enromes cantidades de recursos.

Sin desmedro de otras acciones de corte populista, estas han sido las patas de la mesa sobre la cual se ha erigido el triunfo peledeísta y después ha crecido la poderosa corporación en la que se ha convertido. He tratado de descodificar ese accionar, explicar su origen, las fuerzas que lo alimentan y los límites que resultan de su propio y extraordinario éxito.

Los capítulos VIII hasta el XI, ambos incluidos, muestran el impacto que esas prácticas peledeístas han tenido sobre los partidos de la oposición que reiteradamente han caído en las emboscadas que les ha tendido el poder o han claudicado ante las ofertas de dinero. La dificultad de la dirigencia de esos partidos en aprender de los errores cometidos se ha institucionalizado en la sociedad política local.  Este libro propone una explicación de la complejidad de la situación dominicana que está sujeta a una dinámica poco conocida y mal estudiada en su velocidad y donde muchos de sus componentes escapan al pensamiento rezagado y obstruido de sus elites formales. Los partidos políticos dominicanos y muchos de sus intelectuales independientes continúan  abrazando los temas que propone el adversario y haciendo uso del instrumental astutamente proporcionado por ellos mismos.

Los últimos dos capítulos, XII y XIII, contienen una propuesta de ruptura y superación de la dominación política de la corporación peledeísta y de los valores y  las prácticas que, para su provecho personal, ha enarbolado. Solamente los hechos futuros dirán si las explicaciones aquí suministradas fueron suficientemente claras y las propuestas sometidas están lo suficientemente bien fundamentadas para ayudar a guiar la lucha por una nueva sociedad por entre el laberinto moderno de conflictos e intereses hacia un entorno racional y más justo.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes