Fogaraté

Imaginación imposible

Por Ramón Colombo

Imaginemos que un narco le ofrece al candidato unos millones de pesos, y que este lo rechaza (“Mire, atrevido, ¿usted está loco?”). Imaginemos que un empresario bandido le ofrece otros millones de pesos, y que el también lo rechaza (“¡No se equivoque conmigo!”). Imaginemos que un funcionario corrupto le ofrece más millones de pesos, y que lo rellena ahí mismo (“¡Ten cuidado, que soy una persona muy seria!”). Imposible imaginar que se acate lo que se plantea para la Ley de Partidos Políticos: ¡Dizque que los candidatos no acepten dinero que pudiera ser sucio! (Estoy que me duele la panza de tanto reírme)

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes