Fogaraté

Filosofía de un corrupto

Por Ramón Colombo

Este hombre ha sostenido aspiraciones de grandeza ilimitada: "Bussines are bussines", su santo y seña; "mío", su única noción del verbo tener; dorado, el color principal de su arcoíris. Y, así, asumió la misión de acumular. ¿Métodos?: Los que sean. ¿Objetivos?: Superar a los viejos maestros, con los que hoy tiene diferencias meramente circunstanciales. ¿Principios? Da lo mismo tenerlos o no (no son determinantes). Y ante todo ataque responde con todo desparpajo: "Mañana estaré entre los próceres del progreso y nadie dirá nada. Porque en los países alguien tiene que hacer los capitales".

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes