Fogaraté

El puerco y su rabo

Por Ramón Colombo

Rebuscando entre papeles lógicamente viejos, encontré una crónica, quizá producto de una aventura de extrema audacia imaginativa de Jorge Luis Borges: "Nadie podía suponer en aquel secreto-isla que el equilibrio de todos los factores sería puesto en peligro por un gesto aparentemente banal, sospechosamente intrascendente, que fue cuando un puerco cualquiera dio la señal primera y todos sus congéneres lo imitaron: el puerco torció el rabo. Y entonces todos los puercos torcieron el rabo..." (Desde entonces, ese país devino en algo cómico, ya que nada sale bien, pues siempre un puerco tuerce el rabo).

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes