Opinión

Disparates rutinarios

Por Ramón Colombo

Chantaje patriotero (¿o complejo de inferioridad insular?): “¡Nos están difamando!”… “¡Nos están atacando!”… “¡Conspiran contra nuestro país!”… “¡Hay una campaña internacional!”… En realidad, el mundo se ríe de nosotros ante tales sandeces, que se expresan, lloriqueantes o iracundas, cada vez que la burocracia mayor, la de hoy y la de antes, comete alguna torpeza que genera críticas de gobiernos grandes o pequeños; de organismos internacionales de toda naturaleza o hasta de medios de comunicación de cualquier parte de un mundo que es una aldea global de la que formamos parte y a la que ineludiblemente nos debemos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes