Opino

Convocatoria democrática en el PRM

Por Nelson Marte

Aunque fuentes insisten en plantear que en algunos altares morados han encendido velas para que en las elecciones de directivos del PRM del domingo se pudiera producir algún ruido, la dirigencia y militancia perremeísta está inspirada en la celebración de un proceso ejemplar, que representará un antes y un después para el sistema político nacional.

Sabe la militancia y la dirigencia del PRM que la fase de votaciones del domingo es un paso fundamental para darle un nuevo empuje al proceso que debe concluir con la Convención Nacional de Delegados, proclamando a los directivos y directivas electos.

La gran convocatoria democrática del domingo cierra con la elaboración del primer padrón diáfano, confiable y transparente de militantes de partido político alguno del país.

Este padrón es un instrumento validado en todas las instancias y actores de la organización del proceso, como plantea Tony Raful, presidente de la Comisión Nacional Organizadora de la Convención.

Adicional al padrón de más de 524 mil electores originalmente depurado y validado, quedaba hasta hace poco un residuo de menos de 7 u 8% de inscripciones inicialmente desestimadas por algún que otro error en datos de los formularios, o por resistencias de aprobación en el contexto de competencias locales.     

Ultimando ya los detalles de envío de boletas, asignación de centros de votación, remisión de materiales, acreditación de autoridades y delegados de las Comisiones Locales Organizadoras de la Convención, CLOCs, el proceso está montado.

Hay, en gran parte de la estructura dirigencial nacional, incluyendo a los principales responsables de la CNO y de las CLOCs la firme decisión de disminuir naturales tensiones y superar los pequeños inconvenientes que pudieran aparecer.

Ese es también el temperamento en que acuden a la convocatoria democrática los candidatos nacionales a la presidencia, secretaría general, vicepresidentes y subsecretarios, en las direcciones municipales y zonales.

En todo el PRM es conocido el compromiso de los liderazgos del ex presidente Hipólito Mejía y del ex candidato presidencial, Luis Abinader, quienes –junto a la dirigencia y la militancia perremeísta– se han constituido en garantes fundamentales del proceso de elección.

Los perremeístas saben, y con ellos las y los dominicanos que aspiran a un cambio del gastado modelo de gobierno del PLD, que las votaciones del domingo, limpias y democráticas, constituyen un paso fundamental de avance en la materialización de ese cambio.

Y saben también que en sus empeños por hegemonizar la vida nacional en todos sus aspectos, el PLD ha reducido sustancialmente la cuantía numérica de los partidos Reformista Social Cristiano y PRD, y quisiera que ocurra otro tanto con el PRM.

Pero allá ellos con sus velas encendidas, rogando porque en la Convención del PRM se produzca el más mínimo ruido, que aspiran a expandir con sus bocinitas, bocinas y bocinotas y sus cuadros enquistados en algunos medios.

Que nadie se deje confundir , y manténgase todo el mundo como serenos pero firmes y atentos protectores de la gran convocatoria democrática del domingo.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes