Fogaraté

Conquista de los viejos

Por Ramón Colombo

En esta sociedad de sofismas y engaños llegar a viejo tiene sus implicaciones. Quien exhibe setenta años es persona de la “tercera edad”, “envejeciente” o “adulto mayor” (aunque en ocasiones eso se simplifica en “maldito viejo” o “viejo´e mierda”). Eso sí: podrás carecer del debido respeto y de todas las prerrogativas que en los países civilizados se te reservan (como pensión, descuentos en algunos servicios y atención médica gratuita), pero aquí has alcanzado una gran conquista (algo es algo): te dan preferencia en las filas de los bancos. (Por eso conviene, como es mi caso, pintarse el pelo de blanco).

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes