Testigo del tiempo

Telaraña multinacional de corrupción

Por J.C. Malone

Nueva York.-Felipe González necesitaba dinero para ganar la presidencia de España, y en Venezuela Carlos Andrés Pérez lo conectó con el grupo Cisneros para que financie su campaña.

Cisneros puso la plata y en 1982 González se juramentó presidente de España. En 1983 Galerías Preciados, un grupo de grandes almacenes, tuvo problemas fiscales y financieros, el Estado lo incautó e inicio la privatización.

González le pagó a Cisneros dándole Galerías Preciados por mil millones de pesetas (la moneda española del momento), valía mucho más, y otros ofrecieron sumas muy superiores. En 1987 Cisneros vendió Galerías Preciados en la operación, se ganó más de 29 mil millones en cuatro años, un negocio redondo.

Pérez, González y Cisneros fundaron esta telaraña multinacional de la corrupción entre España y Latinoamérica. Así es como Miguel Vargas Maldonado y Félix Bautista, sin credenciales de constructores, obtienen mega contratos en España y Latinoamérica.

Cuando Bautista “conceptualizó” la cuestión, abrió su propia financiera política, invirtió en las campañas de Alejandro Toledo y Michael Martelly, tiene jugosos contratos en Perú y Haití.

Marcelo Odebrecht, condenado por corrupción en Brasil, financió las campañas de los presidentes Lula Da Silva y Dilma Rousseff. Hoy Odebrecht es una telaraña multinacional de la corrupción, invirtiendo en campañas presidenciales de Africa y Latinoamérica.

Odebrecht invirtió en las campañas de Leonel Fernández y Danilo Medina; ha obtenido miles de millones en contratos, actualmente construye Punta Catalina, y dos carreteras. En la última década construyó cerca de 20 carreteras, acueductos e hidroeléctricas.

Los “patriotas, defensores de la soberanía”, despojaron a los constructores dominicanos de miles de millones de dólares en contratos, para repartírselos con contratistas extranjeros.

La embajada estadounidense apoyando candidatos pro- LGBT, es una “injerencia inmoral e inaceptable”; Odebrecht, condenado por corrupto y corruptor, financiando nuestros presidentes, resulta “soberano, moral y aceptable”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes