Editorial

Elucubraciones sobre el PLD, Danilo, Gonzalo, Margarita y Leonel...

Por Acento.com.do


La decisión de Gonzalo Castillo de postular a Margarita Cedeño de Fernández como su compañera de boleta da pie a unas cuantas elucubraciones. Danilo Medina, en un momento político unitario del Partido de la Liberación Dominicana, postuló a la entonces primera dama, y consiguió que Leonel Fernández, presidente de la República, se empleara para que ese binomio ganara las elecciones del 2012.

Danilo Medina no es lo mismo que Gonzalo Castillo. Políticamente hablando. Margarita con Gonzalo Castillo no es lo mismo que con Danilo Medina. Formalmente sigue siendo la esposa del doctor Leonel Fernández, quien en octubre del año pasado dejó el PLD y fundó el Partido Fuerza del Pueblo.

En la contienda interna del PLD, que finalizó con la división el 21 de octubre, Margarita decidió su apoyo a último momento, y dijo que era partidaria su esposo Leonel Fernández. Y Leonel obtuvo casi un millón de votos en la contienda interna, ganando municipios como la Santo Domingo Este, Santo Domingo Norte y Santo Domingo Oeste, además de Santiago y algunos otros centros urbanos. En la memoria colectiva se recuerda el beso de Margarita a su esposo en el Malecón, encima de un vehículo descubierto.

Danilo Medina, como líder de la facción oficialista del PLD, subestimó las fuerzas de Leonel Fernández. Gonzalo Castillo lo derrotó, con el apoyo del gobierno y seis precandidatos, con apenas 26 mil votos. Leonel alegó fraude y creó un partido nuevo. Tiene varios aliados de la derecha y la ultraderecha, y consiguió las siglas de un partido comunista, el de los Trabajadores Dominicanos (PTD).

La división del PLD dejó a Margarita en una encrucijada. Quiso ser la opción para que el PLD no se dividiera, y se definió como la opción ganar-ganar, cuando las otras eran perder-perder. Es una persona con baja tasa de rechazo y con buena “favorabilidad”. Ha dirigido los programas sociales del gobierno y se vincula solamente con propuestas e iniciativas positivas. Lleva 20 años en el Palacio Nacional, ocho como primera dama, ocho como vicepresidenta y 4 como subconsultora jurídica del Poder Ejecutivo. Es decir, estuvo en el Palacio 12 años con Leonel y 8 con Danilo.

¿Es válido y aceptable que repita para la posición que lleva ocho años desempeñando? ¿Genera votos adicionales a favor de Gonzalo Castillo, que pudieran estar entre los indecisos o entre los que simpatizan por Leonel Fernández? Los estudios de opinión pública que se hagan a partir de ahora tendrán que decir algo. También dirán quién ha ganado simpatías y quién las ha perdido con la anulación de las elecciones municipales.

La decisión de Gonzalo Castillo, de postular a Margarita Cedeño, la hizo en un acto político con dirigentes del PLD y candidatos de todo el país, para contener la secuencia de informaciones negativas a la candidatura presidencial del PLD. Adelantarse tanto ¿Es positivo o negativo? ¿Cuánto -en porcentaje de votos- suma Margarita a Gonzalo Castillo? ¿Debilita la candidatura vicepresidencial de Margarita en el PLD a la candidatura presidencial de su esposo, Leonel Fernández, en la Fuerza del Pueblo?

Todas las diatribas, anuncios y decisiones controversiales, entre dirigentes del PLD y de Fuerza del Pueblo, son parte de una contradicción fundamental, entre danilistas y leonelistas, que podría inducir a Fernández a tomar decisiones más drásticas con sus aspiraciones, y que lo llevarían a beneficiar al PRM.

Los líderes políticos  que protagonizaron divisiones sabían que les llevaría mucho tiempo alcanzar posiciones elegibles de primer orden. Leonel lo sabe, porque conoce la historia del PLD, y de Juan Bosch, cuando salió del PRD. Conoce la historia de su seguidor Rafael Alburquerque cuando se fue del PLD y fundó el PPD, conoce la historia de Jacobo Majluta cuando se fue del PRD y fundó el PRI, o la de Peña Gómez cuando fundó el BIS.

No se debe descartar que en estos momentos, en que Leonel trata de definir una posición y un protagonismo en el ambiente político, en vez de empujar candidaturas propias, y la suya misma, empuje para que en primera vuelta las cosas se definan a favor de las candidaturas del PRM. No por el PRM, sino contra el PLD de Danilo Medina.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes