Cine

Batman v Superman: el origen de la justicia


Título original: Batman v Superman: Dawn of Justice. Género: Fantástico. Dirección: Zack Snyder. Guión: David S. Goyer, Chris Terrio (Historia: David S. Goyer, Zack Snyder). Reparto: Ben Affleck, Henry Cavill, Amy Adams, Jesse Eisenberg, Gal Gadot, Diane Lane, Laurence Fishburne, Jeremy Irons, Holly Hunter. Duración: 2 horas 33 minutos. Clasificación: + 12 años. País: USA

Cuando los universos colindan el orden establecido puede subvertirse irremediablemente. Esto puede ser aplicado a la estrategia que hace varios años la DC Comics se propuso hacer: reestructurar su propio universo y colocarlo paralelamente al de la Marvel.

En los últimos años, DC Comics había perdido terreno dentro del mercado de las adaptaciones cinematográficas de sus productos, puesto que el fracaso de readaptar a Superman en el 2013 les dejó un sabor amargo, mientras que Marvel se había adueñado de las pantallas con sus superhéroes que han demostrado su valía en las taquillas.

DC tenía que sacar la mejor fórmula posible y para esto se ha valido de los dos productos más emblemáticos e importantes de su factoría: Batman y Superman.

Enfrentarlos en una batalla campal era un riesgo a tomar. Aunque ya se habían visto las caras en el material publicado de nombre The Dark Knight Return.

Pero en su adaptación cinematográfica era la primera vez que esto ocurría. El responsable de esto es el director Zack Snyder quien ya hizo volar nuevamente a Superman en su adaptación del 2013, así como también de otros productos de la literatura gráfica como “300” (2006) y “Watchmen” (2009).

Era obvio los temores de la Warner Bros., para vencer la apatía de muchos espectadores cuando vieron el tráiler que intuyeron que todo estaba dicho. Para esto, en el inicio de este filme se incluye un mensaje del propio Snyder instando al público de no revelar nada después de haberla visto para así evitar que se desinfle todo tipo de expectativas. El mensaje era claro “spoiler free”.

Dando la advertencia de lugar, el filme “Batman v Superman: el origen de la justicia” parte de la secuela dejada por la anterior historia de Superman realizada para la pantalla grande.

Gotham City ha quedado traumatizada por las acciones del Hombre de Acero que el Murciélago decide reaparecer para devolverle la paz a la Metrópolis. Esto lo obliga a armar una estrategia para eliminarlo.

La primera parte del filme quema más metraje de lo estipulado para lograr convencer al público de que ha valido la pena la espera para ver el enfrentamiento de estos dos colosos.

Pero las cosas cambian cuando Lex Luthor, un Jesse Eisenberg que no inspira nada más allá de su anodina actuación, entra en escena con planes macabros y pérfidos. Este hará cambiar la balanza para que ambos superhéroes tengan que dejar sus diferencias y solidificar una amistad que se reflejará en posteriores historias.

Más que un filme de Superman es una historia para Batman, quien reclama su territorio por derecho propio. Y esto fue lo entendido por Snyder y el guionista David S. Goyer, responsable de haberle servido el mejor bufete argumental para que Christopher Nolan haya podido realizar con altura la trilogía de “Dark Knight”.

Aquí Goyer rebusca en las páginas olvidadas del guión de la anterior historia de Batman para eludir convencionalidades y ofrecer en este relato un mejor escrutinio de la figura de Batman.

Pero lamentablemente, tanto Snyder como Goyer sucumbieron a la parafernalia operística de un cuento que se sabía que no iba a acabar bien. El afán de establecer parámetros para las demás historias que vendrán con los personajes de The Flash, Aquaman, Wonder Woman, los hizo fatigar este episodio de mucha información que al espectador no le queda más remedio que tragar en seco.

No obstante, la invitada de honor a este festín, La Mujer Maravilla, resplandecerá la pantalla gracias a la presencia de Gal Gadot, quien materializa muchas reminiscencias ancestrales de lo que significa ella dentro de los comics.

Ben Aflleck irrumpe dentro de un universo que no le ha favorecido. Su desvarío con “Daredevil” (2003) cuenta como una mancha en su carrera. Ahora como el murciélago es poco lo que le resulta para canjear sus bonos.

Henry Cavill, al parecer, siente que la capa le pesa más de lo normal e interpreta su personaje con cierto dejo de nostalgia por lo que ha significado esta figura para los millones de fans.

Su montaje trepidante y la orquestación de su banda musical son aprovechadas al máximo para suplir ciertas deficiencias en el tono de los personajes que se esparcen en las dos horas y media del tiempo de esta historia.

“Batman v Superman: el origen de la justicia” viene a reformular el campo de los superhéroes en el cine, como una lucha maniqueista entre el bien y el mal

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes