Otros ocupan funciones de coroneles

Desafío próximo gobierno: 17 mayores generales FF.AA cobran sin trabajar

La normativa militar establece que un ministro de Defensa, comandante General, viceministro o inspector general, no deben ocupar un puesto inferior al que ya desempeñaron en las Fuerzas Armadas

Por Julián Herrera

Militares dominicanos.

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Las Fuerzas Armadas (FFAA) mantienen activos a 26 oficiales con rangos de mayor general o vicealmirante, pero solo nueve desempeñan alguna labor propiamente militar; los demás cobran en sus casas o tienen desempeños inferiores a sus rangos.

Los restantes 17 mayores generales no tienen funciones operativas, pero hacen “malabares” para mantenerse activos en sus instituciones, algunos, incluso, aceptan puestos que antes eran ocupados por coroneles.

Este es uno de los desafíos que enfrentan las próximas autoridades del Ministerio de Defensa, reubicar a estos altos oficiales en posiciones dentro de los recintos militares, sin transgredir la Ley Orgánica de las FFAA, o recomendar su retiro al Poder Ejecutivo.

La normativa militar establece que un ministro de Defensa, comandante General, viceministro o inspector general, no deben ocupar un puesto inferior al que ya desempeñaron en las Fuerzas Armadas.

La mayoría solo califican, conforme a la regulación militar, a ocupar el puesto de ministros de Defensa, porque ya desempeñaron las demás posiciones acorde con su rango.

Los oficiales con rango de mayor general o vicealmirante, por lo regular, ocupan posiciones de ministro de Defensa, con rango transitorio de teniente general, comandante general de sus instituciones, viceministro, inspector de las FFAA y director del Cuerpo de Seguridad Presidencial.

Al menos 22 de los 26 mayores generales y vicealmirantes están listos para el retiro, ya sea por tiempo en servicio (35 años), edad biológica (61 años) o tiempo en el rango (10 años), pero prefieren continuar en las filas a contrapelo de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas

Compartir

La mayoría de los generales que han ocupado tales posiciones, con la diferencia del ministro de turno, que es puesto en retiro cuando cesa en funciones, representan una carga económica al presupuesto militar; aunque sin funciones, igual tienen tiene militares a su cargo, vehículos, combustibles y otros privilegios.

El Ejército de la República Dominicana (ERD) tiene 13 mayores generales, incluyendo al ministro de Defensa, pero solo cuatro asumen funciones acordes con su categoría en las Fuerzas Armadas, los demás están fueran de los recintos militare, o tienen ocupaciones inferiores a las que han ocupados anteriormente.

Mientras que la Armadas la República Dominicana (ARD), la más pequeña de las instituciones castrenses, registra en sus filas a seis vicealmirantes, pero solo tres tienen funciones de comandante General, viceministro e inspector general de las FF. AA, distintamente.

Igual situación pasa en la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD), de los oficiales con rango de mayor general, solo tres tienen funciones de comandante General, viceministro y de asesor del Poder Ejecutivo, los demás están fuera de los recintos militares o en su casa, pero devengan un salario.

Estos generales y almirantes por las funciones desempeñadas en las FFAA, tienen ganada una pensión de RD$ 250 mil mensuales, sin embargo, prefieren recibir menos 40 pesos, pero mantener puesto el uniforme.

Según datos obtenidos por acento.com.do, 23 del total de los mayores generales sin funciones, fueron en su momento comandantes generales, viceministros, inspectores y dos desempeñaron la presidencia de la Dirección Nacional de Control de Drogas, pero ahora esperan por una oportunidad o que el Poder Ejecutivo los pensiones.

Pero también los hay que ocuparon posiciones interiores a las que ya han desempeñado, los encuentran como jefe de seguridad de bancos oficiales, dirigiendo el Círculo Deportivo de las Fuerzas Armadas y, en su momento, como directores de las Escuelas Vocacionales, Junta de Retiros de las FFAA y otras.

Al menos 22 de los 26 mayores generales y vicealmirantes están listos para el retiro, ya sea por tiempo en servicio (35 años), edad biológica (61 años) o tiempo en el rango (10 años), pero prefieren continuar en las filas a contrapelo de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas.

Entre la oficialidad más joven, hay quienes consideran que las nuevas autoridades militares, que reciben el próximo 16 de agosto, no solo deben recomendar el retiro de los mayores generales y vicealmirantes sin funciones, sino también los casi 70 generales brigadas que cumplieron su ciclo en las instituciones castrenses

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes