Actualidad

Cazador cazado: Ordenan juicio político contra vicepresidente de Brasil

Por Servicios de Acento.com.do


El magistrado Marco Aurelio Mello, de la Corte Suprema de Brasil, ordenó hoy que la Cámara de Diputados abra los trámites para un juicio político contra el vicepresidente Michel Temer, similar al proceso en curso contra la mandataria Dilma Rousseff.

El pedido de un juicio político contra Temer fue presentado por un abogado y rechazado por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, pero el denunciante apeló al Supremo y obtuvo el apoyo del magistrado Mello, quien alegó que la acusación es similar a la que llevó a iniciar el proceso contra Rousseff.

El autor de la acción, Mariel Márley Marra, sostuvo en su denuncia que el vicepresidente habría incurrido en el mismo "delito de responsabilidad" que Rousseff al firmar algunos de los decretos que facilitaron unas maniobras contables para maquillar los resultados del Gobierno en los últimos dos años.

El presidente de la Cámara baja, que en diciembre pasado aceptó iniciar el trámite para un juicio político contra Rousseff, se negó sin embargo, en la misma época, a aceptar las acusaciones contra Temer, según dejó sentado el magistrado Mello en su decisión.

Temer, primero en la línea de sucesión y quien asumiría el poder en caso de que Rousseff sea destituida, tiene las relaciones con la mandataria completamente congeladas, sobre todo después de que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que él preside, anunció la semana pasada su ruptura con el Gobierno.

Compartir

El juez explicó que su sentencia "no emite juicios en relación a la conducta del vicepresidente de la República", pero consideró que Cunha, al rechazar una demanda y aceptar otra, "no atendió la debida formalidad legal".

Mello también determinó que se instale una comisión especial en la Cámara de Diputados, bajo el mismo molde de la ya designada para analizar las acusaciones contra Rousseff, pero centrada en el caso del vicepresidente.

Temer, primero en la línea de sucesión y quien asumiría el poder en caso de que Rousseff sea destituida, tiene las relaciones con la mandataria completamente congeladas, sobre todo después de que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que él preside, anunció la semana pasada su ruptura con el Gobierno.

No obstante, hoy mismo, antes de conocerse la decisión del juez del Supremo, Temer anunció que ha decidido tomarse una "licencia" de la presidencia del PMDB, que quedará ahora en manos del senador Romero Jucá, quien se ha posicionado abiertamente a favor de la destitución de Rousseff.

Fuentes cercanas a Temer explicaron a Efe que la decisión busca que el partido pueda "defenderse de los ataques" que ha recibido de los sectores oficialistas después de anunciada la ruptura y "evitar" que el vicepresidente "entre directamente en ese debate". EFE

Rousseff ironiza propuestas para convocar nuevas elecciones este mismo año

Brasilia, 5 abr (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, comentó hoy con ironía las propuestas formuladas por diversos grupos políticos que defienden una convocatoria de nuevas elecciones para este mismo año, a fin de superar la crisis política del país.

"No acepto ni rechazo propuestas, pero que convenzan a todos los diputados y senadores a dejar sus mandatos este año", dijo Rousseff frente a esos planteamientos, que apuntan a convocar elecciones generales para octubre próximo, en coincidencia con los comicios municipales ya previstos.

Esa posibilidad ha comenzado a ser alentada en sectores políticos como un intento de superar la crisis que tiene a Rousseff al borde de un juicio político con miras a su destitución, que tramita en el Congreso y puede definirse en un plazo de aproximadamente un mes.

El senador Valdir Raupp, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), le dio forma oficial a esa propuesta este lunes, al presentar un proyecto de reforma constitucional en esa dirección, que de ser aceptado debería ser tramitado con carácter de urgencia.

Según Raupp, cuyo partido acaba de abandonar la coalición de Gobierno pese a que lo lidera el vicepresidente Michel Temer, sería una manera de "pacificar" el enconado clima político del país.

"No sería una renuncia de la presidenta", exigida por vastos sectores de la sociedad", ni tampoco un juicio político, como el que puede llegar a tener que enfrentar Rousseff, consideró Raupp.

Según dijo hoy Rousseff, los comicios presidenciales fueron celebrados en 2014 y ella fue reelegida para un nuevo mandato de cuatro años, al que no piensa renunciar.

La mandataria insistió en calificar de "golpe" los intentos de la oposición de desalojarla del poder por la vía del juicio político, ya que, en su opinión, no existen razones jurídicas que justifiquen ese extremo.

La mandataria sostuvo que tanto el proceso de juicio político como la insistencia de la oposición en una posible renuncia "son cosas que perjudican al país" e impiden la recuperación de la economía, que desde el año pasado ha entrado en una profunda recesión.

"Sin estabilidad política no hay crecimiento económico, no se puede recuperar la economía ni generar empleos, y se cierran los caminos de las oportunidades para la población", declaró. EFE

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes