Fogaraté

Malecón envidiable

Ayer caminé por el Malecón. Me senté en sus bancas remozadas. Respiré hondo su brisa. Me disparé hacia el horizonte. Acompañé el lento trajinar de sus nubes. Saludé a sus gaviotas insaciables. Saludé a los cangrejos de sus acantilados. Gocé sus novedades: su arena para los castillos infantiles; las hamacas para el reposo sin tiempo; los columpios para ver quién llega más alto; los espacios para cubrirse con el sol; el fresco regalo de sus sombras; las plazas para cherchas y fiestas en día, noche o madrugada…  ¡Qué Copacabana!… ¡Qué Acapulco!… ¡Qué La Habana!… ¡No, ombe!… ¡No comparen!… ¡Nuestro Malecón es que da envidia!      

encuesta

¿Tratará el Comité Político del PLD hoy sobre la reelección de Danilo Medina?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.