Arsénico y dengue obligan a autoridades a reclamar junto a los activistas

Foto: Fotografía cedida por la Armada de Chile. EFE/Armada de Chile

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los ministros de Salud de los países caribeños y centroamericanos deben reunirse a la brevedad y declarar una guerra conjunta al mosquito culpable de la transmisión del dengue, el zika, el chikungunya, la fiebre amarilla, el mayaro y el usutu.  La petición la hizo el Comisionado de los Derechos Humanos de Honduras, Roberto Herrera.

La Defensoría de los Derechos de la Niñez y la Corte Suprema de Chile se involucraron a su vez en el combate a las empresas que están contaminando gravemente el medioambiente y a la población con arsénico, y otros elementos peligros de su producción industrial.

Arsénico y dengue, entonces, han llevado a estas autoridades estatales a reclamar a sus colegas con poder que actúen y no dejen solos a los activistas en la lucha contra enfermedades ocasionadas por mosquitos y empresas responsables de cánceres producidos por lo que respiramos, tomamos o comemos.

Los ministros de Salud de Centroamérica y el Caribe deben establecer mecanismos de prevención y control del mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión del dengue y otros males, que está causado decenas de muertos en la región, demandó el Comisionado de los Derechos Humanos de Honduras.

Señaló que los responsables de la Salud en la región deben reunirse y plantear ante la comunidad internacional «la necesidad de cooperación complementaria a los esfuerzos» que los gobiernos realizan para enfrentar el brote de dengue” desatado en la región.

“Esto está entrando en el período más difícil, en el periodo más peligroso que son los próximos tres meses, y el virus sigue atacando» en toda la región y, por lo mismo, «todos los países tendrán que unirse”, subrayó.

El defensor del pueblo hondureño reiteró la importancia de que las autoridades de Salud de la zona hagan un «esfuerzo común» y expongan a la comunidad internacional sus necesidades para complementar los esfuerzos estatales para mitigar el brote del dengue.

Herrera señaló que lo vitalmente importante que la población erradique los criaderos del zancudo transmisor, mantenga aseadas las casas y las autoridades sanitarias equipen los centros de salud para atender las emergencias, porque lo hecho hasta ahora «no ha sido suficiente, porque si no, no tuviéramos tantos muertos, niños que han perdido su vida, no tendríamos un aumento de los afectados por el virus como lo tenemos ahora», añadió.

El «Chernóbil chileno»

Una investigación requerida a la comunidad científica por la Defensoría de los Derechos de la Niñez de Chile confirmó a su vez una contaminación ambiental grave, tanto que el arsénico reina en el cabello de los menores.

Investigadores chilenos denunciaron el hallazgo de una alta concentración de arsénico en el cabello de los niños que habitan las llamadas «Zonas de Sacrificio» en las contaminadas localidades costeras de Quinteros y Puchuncaví, en los alrededores de Santiago de Chile, la capital.

«Los niños de 1 a 5 años tienen el doble de concentración de arsénico en su cabello que los niños de 6 a 18 años y hasta el triple que los adultos de más de 18 años», señaló la investigadora Maite Berasaluce, quien realiza un seguimiento de esa situación desde 2016.

Berasaluce, en declaraciones que pueden ser escuchadas aquí, en Diario de Cooperativa,  precisó que el análisis que se realizó en seis localidades cercanas al Complejo Industrial de Ventanas que se levanta en esa zona determinó «que entre más cerca se está del lugar existe mayor concentración de metales en el suelo y en suspensión».

El estudio de la Defensoría de los Derechos de la Niñez dio cuenta de una grave vulneración de los menores por contaminación ambiental en esas localidades, situadas unos 130 kilómetros al noroeste de Santiago y consideradas el «Chernóbil chileno» por organizaciones medioambientales.

De acuerdo con el estudio «Afectación de niños, niñas y adolescentes por contaminación en Quintero y Puchuncaví 2018», los menores residentes en esas localidades han sufrido la vulneración de al menos 17 de sus derechos, según la investigación que contempló la participación de 50 menores afectados y que fueron atendidos en la red asistencial.

Berasaluce recomendó resguardar los hogares del polvo en suspensión y «jamás basar la dieta al 100 por ciento en hortalizas que estén solamente cultivadas en la zona».

En zonas cercanas a agentes contaminantes «las personas que estarían expuestas a este polvo y que ingieren accidentalmente durante el día estarían en riesgo de contraer cáncer en alguna etapa de su vida y el riesgo nos ha salido alto para niños de 1 a 5 años desde las localidades de La Greda hasta Maitencillo», aseveró la investigadora.

Diputado denuncia «indolencia brutal» y Greenpeace «complicidad» 

El diputado Diego Ibáñez, quien presidió la comisión investigadora en la Cámara Baja por los episodios de contaminación, criticó la «indolencia brutal» del Gobierno para con los habitantes de esa zona, en medio de un cordón industrial.

El legislador aseguró que «hay una indolencia brutal por parte del Gobierno, particularmente de la ministra (del Medio Ambiente) Carolina Schmidt, quien hoy no ha hecho todo el esfuerzo político posible».

Ibáñez recordó que hoy hay una norma de calidad ambiental chilena que no cumple con el estándar de la Organización Mundial de la Salud y advirtió que eso «es de iniciativa exclusiva del presidente (Sebastián Piñera)».

En ese sentido, sostuvo que Piñera afirmó en la ONU «que el plan de descontaminación iba a ser histórico en Quintero, y vemos que el tiempo pasa, las promesas se difuminan y lamentablemente la gente sigue padeciendo estos problemas», subrayó.

El pasado martes, Greenpeace acusó de «complicidad» al Estado chileno por el daño ambiental que por décadas han causado las plantas termoeléctricas en el país, luego de que ese mismo día se decretara una emergencia en la localidad de Quinteros por la alta concentración de dióxido de azufre (SO2).

La Corte Suprema ha advertido que ordenará una evacuación general

La situación es tan grave en la zona, que la Corte Suprema ya ha advertido que si se vuelven a generar intoxicaciones masivas se deberá ordenar una evacuación general de la zona.

En un comunicado entregado a los periodistas, la organización Greenpeace destacó el papel «cómplice» que ha tenido el Estado con la estadounidense AES Gener, responsable de las cuatro termoeléctricas que están en Quintero-Puchuncaví, y exigió al Gobierno el cierre inmediato de estas instalaciones.

Desde hace cinco décadas, las localidades de Quintero y Puchuncaví, situadas en la región de Valparaíso, han sido escenario de intoxicaciones masivas cuando comenzó la instalación de plantas industriales en la zona, varias de ellas con uso o producción de químicos.

ONU pide acelerar eliminación del arsénico del agua potable

 

encuesta

¿Cree correcto que los políticos que tienen procesos pendientes en la Justcia sean inscritos como candidatos?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.