Filippa Giordano: vibrante, intensa y personal

En ese memorable concierto lleno a capacidad, también le acompañaron artistas del calibre del cantautor Armando Manzanero y leyendas como Tania Libertad y Guadalupe Pineda, un cuarteto de voces, estilos y matices para todos los gustos, en una noche que superó todas las expectativas del público más exigente
Jesús Rojas - 17 de octubre de 2018 - 12:08 am - Deja un comentario

Con el ímpetu y la emoción del carácter italiano, nacida en el tronco de una familia de músicos en Palermo, Sicilia, hace 44 años, Filippa Giordano constituye un ejemplo extraordinario de una generación de músicos contemporáneos que mezcla temas clásicos con música popular. Y sabe cómo hacerlo de manera singular y para el buen gusto de los amantes del pentagrama que siguen con rigor las nuevas facetas de su exitosa carrera.

En el instrumento que constituyen sus cuerdas vocales privilegiadas, que se traduce en una voz técnica, seductora de arcoíris variado y sutiles en sus tonos y matices para una soprano lírica dramática, la Giordano alcanza en la cima de su carrera la calidad de un sabor exótico e irresistible para el oído y el paladar de espíritu musical, llevando sus pasos por el sendero de las leyendas: domina siete idiomas y ha vendido cerca de cuatro millones de discos.

En su más reciente producción, Friends and Legends Duets –la novena después de una pausa de siete años para disfrutar la maternidad y su vida familiar junto a su esposo y promotor Brando Lomelí y sus dos hijas–, la intérprete naturalizada mexicana deleita a sus admiradores con suprema exquisitez con baladas clásicas en inglés. En la misma, reverdece con vigor los horizontes de la música pop de las décadas de los años 60, 70, 80 y 90 junto a trece voces masculinas de todos los tiempos y de ocho nacionalidades, incluida la melodía italiana Mile giorni di te e di me y Yesterday I saw the rain (Esta tarde vi llover.)

https://youtu.be/8o5zJYffhGs

La denominada Diva de la Ópera Pop es acompañada en esta súper producción por íconos y voces referentes de generaciones pasadas y actuales como Pepe Aguilar, Claudio Baglioni, Michael Bolton, Paul Carrack, Peter Cetera, Mario Frangoulis, Tony Hadley, Armando Manzanero, Carlos Marín, Jesús Navarro, Gilbert O’Sullivan, Carlos Rivera y Gino Vannelli, en lo que ella define como el disco más importante de su vida y quizás el de mayor costo y producción, en una especie de merecido crossover.

Entre las melodías incluidas en la nueva propuesta de Filippa Giordano están If You Leave Me Now, How Am I Supposed to Live Without You, True, On my own, Against All Odds y Over My Shoulder, entre otras clásicas de los trece temas pop que deleitaron a generaciones en un repertorio estilizado y para el más exigente de los coleccionistas de la música de calidad; a años luz de la chabacanería actual y de la lírica promiscua que caracteriza a algunos “artistas” prepotentes y soberbios que pululan por el mundo de la mediocridad comercial y la moda disquera cambiante en la segunda década del siglo XXI.

La intérprete de Casta Diva, Habanera, Cien años, El Poder del Amor, El Pastor y O Mio Babbino Caro, en su más reciente presentación el pasado mes de septiembre en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, Filippa Giordano –mimada por la rigurosa prensa especializada de México y adorada por el público–, reveló un aspecto relevante de su vida: su sensibilidad con las causas humanitarias, al dedicar su arte conjunto pro recaudación de fondos para llevar servicios de salud los damnificados del terremoto del pasado año en el sureño estado de Oaxaca.

https://youtu.be/6z3wK_1CQYo

En ese memorable concierto lleno a capacidad, también le acompañaron artistas del calibre del cantautor Armando Manzanero y leyendas como Tania Libertad y Guadalupe Pineda, un cuarteto de voces, estilos y matices para todos los gustos, en una noche que superó todas las expectativas del público más exigente y cautivó las fibras más íntimas de los corazones en un derroche de magia, embrujo y emoción personal inolvidables para todos los congregados allí.

La intérprete italiana de Torna Sorrento y La Barcarolle de niña se inspiró en intérpretes como Barbra Streisand, Céline Dion y Michael Jackson para producir melodías clásicas con las que todos puedan identificarse. Al tiempo, Filippa se enamoró tanto de México que se atrevió a grabar un disco de boleros mexicanos y mariachi, dedicado a México, país que considera su segunda patria y donde ha afincado su familia junto a su esposo Brando Lomelí, con quien ha disfrutado de sus discos de oro y de platino en Australia, Japón, Francia, Italia y el Reino Unido.

El universo de escenarios, personalidades y estrellas icónicas que han acompañado a Filippa Giordano a lo largo de las últimas tres décadas es extenso. Su primer álbum Passioni, en 1998, alcanzo el premio Disco de Oro en Japón, Australia, Italia y el Reino Unido en su versión internacional. Al año siguiente, el Festival de San Remo de 1999 no resistió la capacidad vocal y los encantos técnicos e histriónicos de Filippa Giordano y cayó rendido a sus pies con el segundo lugar más sobresaliente, llevándose de paso los exclusivos galardones David di Donatello, algo muy natural para la diva venerada en las principales capitales del mundo: Londres, París, Berlín, Tokio, Milán y Ciudad de México.

https://youtu.be/zHai9yhcR5o

Su segundo álbum, Il Rosso Amore, producido por Robin Smith, es una mezcla de melodías y arias del pasado de grandes compositores, junto al arreglista Renato Serio. Antes participó en la película Vajont, donde interpreta un dúo junto a Andrea Bocelli, seguido de Prima Donna, prueba fehaciente de sus dotes vocales proyectadas a su máxima capacidad en el plano de la música culta con aire ligero.

En marzo de 2000, Filippa Giordano inauguró el Museo María Callas en el Metropolitan Theatre, y fue invitada por el príncipe Carlos de Inglaterra en una cena de gala en su honor junto al entonces gobernador, Michael Blumberg. Ese mismo año, ganó la edición anual de Música sin fronteras, en los Echos Awards de Alemania, y huésped honorario en la primera edición de British Classical Awards, en el teatro Royal Albert Hall de Londres, y cantó en la Scala de Milán y en El Vaticano. En 2011 produjo su álbum Alma italiana, Pasión Latina, que incluye el tema Parla Piu Piano, incluido en la banda sonora de la película El Padrino, y Granada.

La intérprete de Vissi D’Arte, de la ópera Carmen, ha compartido con personalidades como Mohamed Al-Fayed, Charlotte Church, Cher, Sophia Loren, Raquel Welch, Christina Aguilera, y los cineastas Dino de Laurentiis, Ennio Morricone y Giuseppe Tornatore.

Filippa Giordano además cantó a dúo en la película Malena junto al vocalista Mick Hucknall, del grupo Simple Red, y en otros escenarios con Luciano Pavarotti, Sting, Blondie y Dalla, Sarah Brightman, Tom Jones, Dionne Warwick, Lionel Richie en una meteórica carrera artística que se perfila intensa, se traduce vibrante y de ella aporta no solo su sencillez, potente y extraordinaria voz, sino también un toque muy personal para el disfrute de sus admiradores y de los amantes de la buena música en todo el planeta.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.