EEUU será responsable de prácticamente todo el aumento de la producción mundial de petróleo en 2018

La OPEP prevé un mayor aumento de la oferta que de la demanda para 2018
Servicios de Acento.com.do - 12 de junio de 2018 - 8:00 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Fuente externa.

Viena, 12 jun (EFE).- La oferta de petróleo subirá proporcionalmente en 2018 más que la demanda, especialmente debido al aumento del bombeo de Estados Unidos, según las previsiones presentadas hoy por la OPEP, que certifica que siguen bajando las reservas de crudo en los países más desarrollados.

En su informe mensual sobre el mercado publicado hoy en Viena, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) calcula que el mundo consumirá este año una media de 98,85 millones de barriles de crudo al día (mbd), un 1,7 % más que el año pasado.

Las grandes economías emergentes de la India (4,66 % más) y China (3,4 %) vuelven a ser las que más tiran del aumento de la demanda.

En la parte de la oferta, la OPEP estima que el bombeo de sus competidores, más otros crudos y gases no convencionales, sumarán 66,10 mbd, un 3,09 % más que en 2017.

EEUU será responsable de prácticamente todo el aumento de la producción mundial, y su producción subirá un 1 % respecto a 2017, hasta sumar casi 16 mbd y confirmarse de nuevo como el mayor productor del mundo.

Las extracciones del crudo de esquisto seguirán subiendo, según las previsiones de la OPEP, y significarán casi un tercio de la producción total estadounidense.

Por contra, Rusia, el gran aliado de la OPEP en la política de recortes de producción pactada en 2016, verá caer su producción mínimamente este año.

En lo que respecta a su propia producción, el grupo con sede en Viena prevé que podrá colocar en el mercado de media 32,7 millones de barriles cada día, poco menos de 1 % por debajo de los niveles de 2017.

Con todo, los expertos de la OPEP indican que numerosas incertidumbres abren la posibilidad de que esa demanda sea mayor.

La producción conjunta de los 14 socios de la OPEP siguió creciendo en mayo y alcanzó, según las fuentes externas mencionadas, los 31,869 mbd. Esa cantidad está por debajo del tope de 32,5 fijado a finales de 2016, en un pacto junto a otros productores para reducir el bombeo y el exceso de crudo que en aquel momento empujaba los precios a la baja.

La situación ha cambiado y los precios del crudo, como señala en su informe la OPEP, están en sus valores más altos desde 2014.

Venezuela es, de nuevo, uno de los socios que ve bajar su producción, en un 2,7 %, hasta los 1,392 mbd.

De esa forma, y según esas fuentes secundarias, las extracciones de crudo del país sudamericano han caído un 21 % desde el último trimestre de 2017.

Por contra, miembros como Argelia, Arabia Saudí, Irak o Irán bombearon más crudo.

En su análisis del equilibrio entre oferta y demanda, la OPEP prevé una tendencia hacia un marginal exceso de suministro.

Así, si en 2017 la demanda excedió en 700.000 barriles diarios a la oferta, el cálculo para el primer trimestre de 2018 es de un exceso de producción de 100.000 barriles.

Igualmente, el reporte indica que las reservas de crudo en los países más ricos, y que más consumen, bajaron en abril hasta 2.811 millones de barriles, un 8 % menos que cuando se aprobó el acuerdo de recorte de producción.

El alza de los precios, la reducción de los inventarios y las previsiones de oferta y demanda serán analizadas la semana que viene en la cumbre ministerial que la OPEP celebrará en Viena para decidir si mantiene la política de recortes acordada con Rusia y otros nueve productores.

En su informe, la OPEP reivindica que el cumplimiento de ese acuerdo es uno de los factores que han contribuido a fortalecer los precios.

Otros elementos son “la escalada de tensiones geopolíticas, así como la creciente reducción de los inventarios en EEUU”.

En ese sentido, y por esos motivos, para lo que queda de 2018, la OPEP advierte de que “los recientes desarrollos en el mercado petrolero han conducido a pronunciadas incertidumbres sobre la segunda mitad del año”. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.