“¡Yo no quiero que me hagan daño!”, la cuestionable muerte que parió dos comisiones y puso en entredicho a la PN

La Policía Nacional designó una comisión de asuntos internos que, junto al Ministerio Público, investigará las circunstancias en las que murió Rubén Darío Hipolite Martínez
Samuel Tapia /acento.com.do - 12 de noviembre de 2018 - 6:33 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- De nada sirvió que Rubén Darío Hipolite Martínez, de 27 años, le rogara a los agentes de la Policía Nacional que amenazaban con tumbar la puerta si no la abría, que no le hicieran daño.

Tampoco tuvo efecto que advirtiera que con él había niños, que estaba transmitiendo en vivo la intervención, que no se iría a ningún lado, que esperaran que alguien llegara a la vivienda a buscar a los menores y que una vez ella estuviera presente, se entregaría.

La negativa de salir extendió la llama. El resultado fue el opuesto al prometido en vano a los niños: nada estaría bien.

“Tranquilo, que no va a pasar nada”, le afirmó Hipolite Martínez (Moreno 27) a los asustados menores de edad, quienes no tardaron en expresar su terror al escuchar la puerta del apartamento en el residencial Carmen Renata III quebrarse y a los agentes penetrar la vivienda.

A los golpes le siguieron ruegos, por dioses y advertencias reiteradas sobre la presencia de los menores de edad.

El vídeo concluye de manera abrupta. Más adelante se conocería la muerte del joven en un intercambio de disparos, según la Policía Nacional.

“No era un santo”

Alexander Almánzar Martínez, hermano de Rubén Darío Hipolite, no intenta vender a los medios la idea de que su hermano era un santo. Tampoco titubea al asegurar que la muerte de su pariente fue injusta.

“Pido justicia. A mi hermano lo mataron como a un perro. Si él le está diciendo que se va a entregar, ¿por qué lo matan así? Entonces lo matan delante de los niños”, narra.

Confirma que su hermano era buscado por las autoridades, aunque rechaza hablar sobre los motivos de su requerimiento, y descarta la versión de que el joven abrió fuego en contra de los agentes durante la intervención.

“Dejó dos hijos, una hembra y un varón”, cuenta Almánzar Martínez. “¿Por qué tenían que hacer eso?”.

Caso vocero de la Armada

El 30 de mayo de este año, durante una rueda de prensa encabezada por el vocero de la Policía Nacional, Frank Durán Mejía, se dio a conocer la supuesta vinculación de Rubén Darío Hipolite Martínez (Moreno 27), en el intento de atraco al portavoz de la Armada de República Dominicana, Augusto Alberto Lizardo González, en el que resultó herido el oficial junto a su hijo de cinco años.

Según las informaciones divulgadas por la Policía, tres personas fueron detenidas, quedando pendiente de arresto Hipolite Martínez.

Durán Mejía informó que los hombres no llegaron a despojar a Lizardo de sus pertenencias en el supuesto asalto del 20 de mayo, ocurrido en la parte frontal de la vivienda del capitán de navío, en el sector El Millón.

Sin embargo, según una publicación del periódico Diario Libre, las declaraciones del vocero de la Policía Nacional sobre el intento de asalto, encontraron la resistencia de testigos que afirmaron que previo a las heridas recibidas por Durán Mejía, los supuestos agresores, a bordo de una yipeta, se estacionaron en lugar oscuro de la intersección de las calles Privada con Paseo de los Indios, próximo a las 8:00 p.m.

“Al vehículo se acercó un hombre a bordo de una motocicleta, la cual fue abordada en la parte trasera por otro que se desmontó de la yipeta y emprendieron la marcha hacia la residencia de la calle Privada en cuyo frente se encontraba Lizardo en compañía de uno de sus hijos”, explica el medio en su artículo.

Tras hacer una compra en un colmado cercano, el portavoz de la ARD se dirigió a su vehículo, momento en el que fue sorprendido por los dos motorizados.

“¿Te acuerdas de mí? Así te queríamos encontrar”, manifestó uno de los atacantes antes de disparar, según el relato de los testigos recogido por el medio.

El oficial recibió dos disparos a quemarropa, mientras intentaba sin éxito defenderse de la agresión. Un tercer disparo realizado al vocero de la Armada hirió a su hijo en una pierna.

En la rueda de prensa, la Policía Nacional identificó a Hipolite Martínez “Moreno 27” como el gatillero.

Comisiones

Este domingo, la Policía Nacional designó una comisión de asuntos internos que, junto al Ministerio Público, investigará las circunstancias en las que murió Rubén Darío Hipolite Martínez el viernes pasado.

Aunque los agentes alegaron que hubo un “intercambio de disparos”, el vídeo grabado en inicio por la víctima y luego por los niños en la escena, muestra que no opuso resistencia.

Frank Durán Mejía, vocero de la Policía Nacional, informó que fueron suspendidos cuatro agentes por motivos de investigación.

Agregó que la comisión está encabezada por el director de Asuntos Internos, Héctor García Cuevas, el inspector general de la Policía, Atahualpa Cabrera Sarita y se solicitó un miembro del Ministerio Público, el cual aún no ha sido designado.

Este lunes, la comisión de Interior y Policía de la Cámara de Diputados informó que también llevará a cabo una investigación sobre el deceso de Hipolite Martínez.

Según los legisladores, la comisión intentará determinar si la muerte de Hipolite Martínez se llevó a cabo de forma extrajudicial, sin tomar en cuenta los hechos que se le imputan.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.