BRASILIA, Brasil (EFE).- La Cámara Municipal de la ciudad de Campinas, una de las más importantes del estado brasileño de Sao Paulo, destituyó hoy por cargos de corrupción al alcalde Hélio de Oliveira Santos, tras un debate que se prolongó durante 44 horas.

La sesión para decidir la suerte del alcalde, un político muy vinculado al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien le apoyó durante la campaña electoral de 2008, se desarrolló sin interrupción alguna desde el pasado jueves y concluyó esta madrugada, con 32 votos a favor de la destitución y sólo uno en contra.

Oliveira Santos es miembro del Partido Democrático Laborista (PDT, en portugués), que forma parte de la coalición que respalda a la jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff, quien en los últimos meses ha promovido un combate sin cuartel contra la corrupción.

Como consecuencia de lo que la prensa ha calificado de "limpieza ética", en los últimos dos meses renunciaron o fueron destituidos los ministros de la Presidencia, de Transportes y de Agricultura.

La vacante de Oliveira Santos será cubierta por el vicealcalde, Demétrio Vilagra, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), a quien también se acusa de haber participado en fraudes con diversas licitaciones convocadas por la municipalidad de Campinas, ciudad que está considerada la décima más rica de Brasil. EFE