Política

Grupo de Miguel presenta relación de acciones “antidemocráticas” de Hipólito

Por Carolina Batista/Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La dirección institucional del Partido Revolucionario Dominicano contestó este domingo  el documento “Mi Manifiesto”, del ex presidente Hipólito Mejía, con una relación cronológica de lo que describieron como “sus actuaciones contra la unidad e institucionalidad de nuestro partido, y contra la institucionalidad democrática de la Nación".

La relación de hechos de Mejía fue leída por el fiscal nacional del partido, diputado Geovanny Tejada, quien ilustró su presentación con copia fotostática de un reportaje de la revista Rumbo, en el que aparecen Milagros Ortiz Bosch, Emmanuel Esquea, Fello Suberví y otros precandidatos anunciando su retiro de la convención de 2003, tras denunciar alteraciones en las listas de votación y acusar al entonces presidente Hipólito Mejía de abuso excesivo de los recursos del Estado para imponer su candidatura.

En su documento “Mi Manifiesto”, difundido en los medios informativos el pasado jueves, el ex presidente de la República Hipólito Mejía afirmó que la crisis del Partido Revolucionario Dominicano tiene su origen en los acuerdos a que arribaron el presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas, y el entonces presidente Leonel Fernández, el 15 de mayo de 2009, para mejorar la actual Constitución de la República.

“En realidad, la crisis del PRD tiene sus antecedentes y causa en las acciones perpetradas por Hipólito Mejía  contra la unidad e institucionalidad de nuestro partido, y contra la institucionalidad democrática de la Nación, como puede apreciarse en el siguiente resumen cronológico de sus actuaciones”

Texto íntegro emitido por la facción de Miguel Vargas Maldonado

En 1999. Hipólito Mejía destituye a Emmanuel Esquea Guerrero de la presidencia del PRD y designa a Hatuey Decamps, y nombra  también a Rafael Suberví Bonilla como secretario general, decisiones que impone sin que mediaran elecciones ni la voluntad de la militancia perredeísta.

2002. Hipólito Mejía, sin consultar a los organismos del PRD, hace una reforma constitucional con el único y fallido objetivo de reelegirse en la Presidencia de la República, renegando del principio de la alternabilidad del poder,  sagrado para los fundadores del partido, la Constitución de 1963, José Francisco Peña Gómez, Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco.

Hipólito Mejía utiliza como principal orquestador de su contra reforma constitucional a Andrés Bautista, entonces presidente de la Asamblea Nacional y hoy su compañero de expulsión del PRD.

A consecuencia de su apoyo a la contrarreforma de Hipólito Mejía, el PLD expulsó de sus filas a 12 de sus legisladores.

2003. Hipólito Mejía, como presidente de la República, hace un mal manejo de la crisis bancaria de ese año a consecuencia de lo cual él registra un alto rechazo en las encuestas.

2003. Hipólito Mejía es acusado por Milagros Ortiz Bosch, Emmanuel Esquea Guerrero, Rafael Suberví Bonilla y otros precandidatos presidenciales de usar los recursos del Estado para imponerle al PRD su nominación presidencial, por lo que retiran su participación en la Convención para elegir al candidato presidencial.

Impone presión a la Cámara Contenciosa de la Junta Central Electoral obtener decisión  favorable en la litis interna con el Presidente del Partido Hatuey DeCamps, todo atendiendo a sus espurios intereses  reeleccionistas.

2004. Hipólito Mejía, que se sabía era el único candidato que no le ganaba las elecciones al PLD lleva al PRD a una humillante derrota en las elecciones de ese año.

Aunque perdió esas elecciones por muy amplio margen creó iuna crisis política al impedir que se ofrecieran los resultados de las votaciones, crisis que sólo pudo resolverse cuando el cuerpo diplomático, las iglesias, los empresarios  y la sociedad civil presionaron para que se ofrecierasn los cómputos de la JCE.

Dos días después de perder las elecciones, Hipólito Mejía destituye y expulsa a Hatuey Decamps como presidente del PRD, y designa a Vicente Sánchez Baret, sin someter esas decisiones al escrutinio democrático de las bases perredeístas.

2006. Hipólito Mejía usa sus influencias y recursos como ex presidente de la República y le impone al PRD la llamada Alianza Rosada que despojó a muchos perredeístas de sus candidaturas, ocurriendo que el PRD pierde su mayoría en el Congreso Nacional y en los ayuntamientos.

2008.-Hipólito Mejía sabotea un acuerdo de primera vuelta logrado por Miguel Vargas con un sector del Partido Reformista, y realiza movimientos pocos transparentes contra las candidaturas del PRD.

Hipólito Mejía, con su contra reforma constitucional de 2002, legitima la reelección de Leonel Fernández en 2008, lo que contribuye a consolidar el proceso de control de todos los poderes del Estado que inició el PLD a partir del fallido intento reeleccionista de Hipólito Mejía en 2004.

2010. Hipólito Mejía y otros allegados conspiran junto al PLD contra las candidaturas senatoriales del PRD, que a pesar de ser el partido más votado en esas elecciones, no obtiene una sola representación senatorial.

2011.-Hipólito Mejía, sabiendo que no ganaba la convención a Miguel Vargas, pacta un acuerdo con el PLD para que más de 366 mil perredeístas y reformistas lo impusieran como candidato del PRD, en un hecho que es de conocimiento público, especialmente de los perredeístas que participaron en esa Convención. 2012. Hipólito Mejía no hace lo que debía hacer para ganar las elecciones y sí hizo todo lo que no debía para perderlas, desperdiciando la ventaja de más de 20 por ciento que le llevaba a Danilo Medina meses antes de los comicios.

2012. Hipólito Mejía comete una serie de errores y desaciertos en la recta final de la campaña. Los comentaristas Juan Bolívar Díaz y Rafael Toribio expusieron -previo a los comicios del 20 de mayo de 2012- el peso que habían tenido esos errores y desaciertos en el curso de la campaña.

Hipólito es derrotado por el candidato peledeísta Danilo Medina, pero actuando como consuetudinario anti demócrata vuelve a crear otra crisis política al negarse a aceptar los resultados de las elecciones, aunque ya se lo habían ofrecido los respinsables de su Centro de Cómputos, y de nuevo tienen que intervenir el cuerpo diplomático, las iglesias y la sociedad civil frente a su insubordinación, que incluye amenazas de llamar las masas "a tomar las calles".

Como no puede explicar cómo  perdió unas elecciones que el PRD tenía ganadas, acusa a Miguel Vargas por la derrota que provocaron sus errores y desaciertos, y 11 días después de las elecciones, en una acción ilegal, intenta expulsarlo junto a otros dirigentes  del PRD, como hizo  en 2004 con Hatuey Decamps.

Hipólito Mejía, no pudiendo expulsar a Miguel Vargas, patrocina la insubordinación de una parte de los dirigentes en contra de las autoridades legítimas del PRD, promueve el grupismo y la división en el partido.

Expulsado del PRD, en un proceso ejemplar, en el que le fueron respetados sus derechos y fue representado por una batería de abogados, Hipólito Mejía y otros dirigentes son debidamente sancionados.

2013. Hipólito Mejía dirige y protagoniza una interrupción violenta del Comité Ejecutivo Nacional que se aprestaba a sesionar en la Casa Nacional, con saqueao de sus materiales y equipos y destruidos sus inmuebles y parte de sus instalaciones.

Hipólito Mejía, en su "Manifiesto" y siendo coherente con su trayectoria antidemocrática, cuestiona los acuerdos que hizo Miguel Vargas con Leonel Fernández para incluir en la Constitución vigente la prohibición de la reelección presidencial, la creación del Tribunal Constitucional y otras disposiciones que han fortalecido la institucionalidad democrática nacional.

Hipólito Mejía es tan  innoble que no reconoce  que esa misma Constitución, además de sus grandes aportes, lo sacó del ostracismo político, lo cual indica que el presidente del partido subordinó sus expectativas personales a las de la Nación, como debe actuar un verdadero demócrata.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes