Opinión

Un día después del bicentenario.

Por Luis Martínez Guzmán

El domingo 27 de enero de este año hubo dos episodios que robaron toda la atención de la sociedad dominicana. Estos fueron protagonizados por los dos partidos políticos mayoritarios de nuestro país, el PRD y el PLD.

Por un lado estuvo la reunión del CEN convocada por el presidente del PRD, en donde la otra parte que no está en comunión y no estaba invitada se presentó, el desenlace fue un campo de batalla,disparos, sillas por los aires peleas entre su militancia y la policía lanzando bombas lacrimógenas. Todo terminó por una negociación del Palacio Nacional con el ex presidente Hipólito Mejía. Aunque ese tipo de conflicto no es raro dentro del PRD, lo extraño es que el acuerdo se haya llevado a cabo entre el ministro de la presidencia, no con la vice presidenta (que se supone que actuaba como presidente en funciones, ya que Danilo Medina se encontraba en Chile), e Hipólito Mejía,que independientemente de que al parecer cuenta con mayor cantidad de seguidores que cualquier otro dentro del PRD, está expulsado de esa organización.

La otra parte fue la del PLD y su acto de conmemoración al bicentenario del natalicio del Padre de la Patria en le Parque Independencia. Todo el comité político presente, salvo el presidente, se dieron cita a escuchar al Dr. Fernández. Esto tampoco es raro porque a pesar de haber dicho en su discurso del 13 de noviembre: “Habría sido mi deseo, por estos tiempos, permanecer en un segundo plano, al margen del debate nacional ….”, Fernández Reyna se la ingenia para estar al frente y donde lo vea todo mundo, vuelvo y repito, esto no es raro.

Lo que nunca se había visto, o por lo menos yo hasta ese momento, es que se tomara la figura de Juan Pablo Duarte para hacer propaganda política. Tomar la imagen de nuestro Padre de la Patria y al lado de éste el símbolo del PLD, es una vagabunderíay una falta de respeto por parte de ese partido. Y al margen de lo que decía de que “El PLD terminando la obra de Duarte” cómo se atreven éstos a mencionarlo si hace un año el senado de la República, en manos del PLD, en un comunicado destacó la conmemoración del fallecimiento del patricio, claro está que fue un error y ellos bien saben los datos correctos, pero se ve la importancia que le dieron que el presidente de la cámara alta ni revisó lo que se publicaba.

(http://www.acento.com.do/index.php/news/11754/56/Increible-El-Senado-recuerda-hoy-el-fallecimiento-y-no-el-natalicio-de-Duarte.html)

Cómo se atreven a profanar la imagen de Duarte si entre los miembros de ese comité político están desde los que no pagan la luz, hasta los que se compran accesorios e inmuebles que hace unos años no hubieran podido soñar adquirir y hoy en día no pueden justificar salvo su paso por el Estado. Cómo se atreven a mencionar el nombre de Juan Pablo Duarte si la mayoría de los que estaban presente en ese acto son señalados por actos dolosos y no permiten ni siquiera se les investiguen.

En muchas ocasiones he dicho que ya nada me sorprende de este, mi país, pero veo que me equivoco. Unos pelean, otros abusan de su poder.

¡ País de mierda !

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes