Justicia y bien común

Ser padre es más que engendrar a los hijos

“Un buen padre vale por cien maestros.” (Jean Jacques Rousseau).

Por Juan Tómas Taveras

En ocasión de celebrarse este fin de semana “El Día del Padre” aprovecho para desearles: ¡Felicidades hoy y siempre a todos los padres, especialmente a los Pama y Mapa que juegan ambos roles y que han sabido educar con el ejemplo, logrando ser los mejores amigos de sus hijos!

“Un buen padre vale por cien maestros.” (Jean Jacques Rousseau).

Sin lugar a dudas, lo que más nos enorgullece como seres humanos es ser hijos triunfadores, personas de las cuales nuestros padres estén orgullosos. Pero algo aún más importante es criar hijos para que sean triunfadores.

¡Felicidades hoy y siempre a todos los padres, especialmente aquellos que han sabido educar con el ejemplo, logrando ser los mejores amigos de sus hijos!

La historia estadounidense relata que Sonora Dodd, una joven huérfana de madre, en 1909, cuando estaba en la iglesia escuchando el sermón del Día de las Madres se le ocurrió la idea de que los padres también debían tener un día especial.

Inspirada en su padre, (un veterano de guerra que había criado a sus seis hijos por sí solo, luego de que su esposa falleciera de parto), Sonora escogió el mes del natalicio de su padre fallecido para hacerle un homenaje en conmemoración de su rol de padre y la valoración sentimental que legó.

Padre significa dirigente, guía, sostén. Es justamente ese rol que precisamente hace la diferencia entre un hombre que solo engendra y un padre, pues ser padre es mucho más que engendrar a los hijos.

Se ha reflexionado y escrito mucho sobre los tantos hijos que nacen de hombres que nunca se preguntaron al momento de tener relaciones sexuales ¿quiero un hijo? ¿Estoy consciente de la responsabilidad que representa un hijo?

Muy pocas personas se preparan para el matrimonio y mucho menos para procrear hijos.

Si bien es cierto que la fecha de celebrar y recordar el Día del Padre nace por motivos sentimentales, en la actualidad ya se ha hecho más comercial y propagandístico para promover el consumo.

El padre junto a la madre de manera complementaria son el primer y más importante modelo a seguir para formar su carácter, su personalidad y sus principios éticos y morales. Además, ayuda al desarrollo social, el equilibrio emocional y sentimental de sus hijos.

La pareja es el fundamento del matrimonio y por ende la base de la familia, y la familia a su vez la base de la sociedad. Por consiguiente, si las parejas son disfuncionales, el matrimonio y la familia lo serán, el resultado es una sociedad anómica.

La situación que viven las familias a causa de la ausencia o el poco tiempo que se les dedica a los hijos, al hogar, a la educación cívica y cognoscitiva, está provocando consecuencias dañinas inmedibles.

He aquí el origen de todos los males, pues la ausencia o poco tiempo con nuestros hijos es llenado primero por la televisión, la computadora, luego por el personal de servicio en la casa, la calle, el medio que les rodea, con la peor parte, los vicios. Todo esto provoca una familia fallida, una sociedad fallida, instituciones fallidas y un Estado fallido.

Trabajemos juntos para ser y hacer mejores padres, fortaleciendo con ello la familia y así consecuentemente tendremos una sociedad fuerte y sana, instituciones fuertes y un Estado fuerte.

Dios bendiga a todos los padres y a los que ya están en el hogar eterno.

“El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.” (Batista).

El autor es mayor general retirado, periodista y miembro fundador y vocero de la Asociación de Policías y Militares, Activos y Jubilados Dominicanos, APODOM, ProDignidad y Derechos. Incluye a todos los veteranos.

(Publicado por primera vez en julio de 2008).

Dios bendiga siempre al pueblo dominicano. Todo por la patria

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes