Pentagrama

En el segundo año de Danilo: Desfile militar o carnaval cívico militar

Por Juan Tomás Olivero

La iconoclasia y la destrucción de la solemnidad brotaron en lo que  parecía más un carnaval que una fiesta patria ceñida a resaltar los signos y valores patrios de la ocasión. El 27 de febrero de 1844  se iza la bandera nacional por primera vez  que hace nacer la patria, se iza para que permanezca en el tope de forma perenne. Para consagrar el hecho se arrea  la bandera extrajera, la haitiana,   la cual dejó de ondear en la naciente República Dominicana.

Constituye una apostasía del presidente y el séquito de gobierno, cuerpos armados y legisladores presentes en la tarima y lugar del desfile militar, contemplar ondear una bandera extrajera en paralelo con la nacional como aconteció este 27, en el día de la patria, con la bandera de Taiwán en los vehículos y equipos militares donados por esta nación a los cuerpos armados de República Dominicana. Hay que estar loco, ser estúpidos o ser irresponsables  para hacer tal acto de abjuración con  los valores patrios en el día glorioso.

Y no sólo la iconoclasia de gobierno contra el  sentimiento nacional estuvo presente en este desfile  militar del día de la independencia nacional. También lo estuvo la metamorfosis naranja del populismo político-militar  del Ministerio de Defensa y el de Obras Públicas y comunicaciones.

El espectáculo y despliegue confundía las cosas, uno no sabía  si la  marcha y desfile por la independencia era del Ministerio de Defensa o del de Obras Públicas y Comunicaciones,como tampoco se alcanzaba a distinguir si son obreros o militares y policías los que desfilaban. Decía Ferdinand Lassalle, en su ensayo ¿Qué es una Constitución? refriéndose a los límites del poder, “Con las bayonetas se puede hacer  cualquier cosa, menos sentarse sobre ellas, porque se te  clavarían en las asentaderas”.

Los símbolos y signos, así como los uniformes, su formalidad y reglamentación están normados por  la Ley Orgánica  No. 139-13Artículo 208, que cito sin comentarios:

“Uso de Armamentos y Equipos. Sólo el personal de las Fuerzas Armadas estará autorizado a usar el armamento, uniformes, equipos, distintivos o insignias que establezcan las leyes y los reglamentos que rigen en esa materia. Queda prohibido terminantemente el uso de insignias de grado militar, uniformes, distintivos o símbolos militares por parte de instituciones ajenas a esta actividad, con excepción de la Policía Nacional,” fin de la cita.

El eclecticismo anárquico y  populista, más impregnado en este desfile de ignorancia que de doctrina y filosofía política de  este gobierno ha hecho que cualquier cosa, sea lo mismo o igual, de forma indistinta y con un sentido  relativista se irrespeta la solemnidad  que la institucionalidad.

El 27   de febrero de 2018 fue un día triste para la solemnidad y la institucionalidad, todo comenzó en el Congreso de la República con el presidente del Senado y su discurso, para terminar de forma grosera en la Avenida  George Washington con el desfile militar de la ocasión.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes