Estrategia 20-20

¡Santiago ya tiene Visión Estratégica 2030!

Por Reynaldo Peguero

Concluidas las elecciones de este próximo domingo, la Presidencia del CDES y su Oficina Técnica, vuelven a salir a las calles a visitar el liderazgo de gobierno, empresarial y sociedad civil santiaguera. Nos acompañará un hermoso cuadro-poster artístico que sintetiza la Visión Santiago 2030 y una colección de la Agenda Oficial para la próxima década. Un mandato ley aprobado por la Ordenanza 3251-19 del Concejo de Regidores que institucionaliza Visión, Principios Rectores y Estrategias de Santiago.

Ninguna ciudad dominicana tiene una Visión de Desarrollo como Santiago. Ninguna ciudad de América lo hace como lo hacemos, con votaciones en urnas, concursos de poemas y mixtura creativa de conceptos, efectuados en un momento cumbre del progreso ascendente de Santiago.

310 organizaciones sociales y de gobierno de este territorio concertaron al 2030, que Santiago sea una “metrópolis ordenada que reconquista el río Yaque con una transformación urbana protectora del agua que se adapta al cambio climático; impulsada por una ciudadanía empoderada con empleos formales y viviendas habitables, robustecida como alma cultural y chispa productiva de bienes y servicios de calidad exportable, generados con energías renovables y promotores de inclusión social y equidad de género”.

El Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES) y sus 75 organizaciones miembros, pudo formular esta visión por dos razones que no se explican todavía. Primero, la amplia participación social, cultural y estudiantil. Segundo, porque la gente de Santiago había declarado en varios estudios “que ésta ciudad se había convertido en el mejor municipio para vivir de República Dominicana, teniendo interés de residir en ella y participar en su desarrollo”.   

El CDES impulsará la campaña “Santiago tiene Visión Estratégica”. Serán visitados despachos de la Alcaldía, Gobernación, Oficina senatorial, CORAASAN, Asociación de Empresas del Centro (ASCENSA), Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), Rectorías PUCMM, UTESA, ISA, UAPA, Asociación de Clubes (ASOCLUPSA), Coordinadora de Organizaciones Comunitarias Zona Sur, Núcleo de Apoyo a la Mujer (NAM), Coordinadora Mujeres Cibao (CMC), Procuraduría Fiscal, FONDESA y muchas otras más.     

Esta Visión 2030 nos motiva a ejecutar lo que debemos hacer, entre todas y todos. Tenemos que asegurar la efectiva implantación del proyecto emblemático de Recuperación Urbana Ambiental del río Yaque, con el rescate de su cuenca alta y media y certeros programas de ordenamiento. Esta visión aprovecha las fortalezas y oportunidades de Santiago creando condiciones objetivas para lograr un metabolismo urbano de ciclo virtuoso. Confiamos que al 2030 Santiago habrá asumido la cultura del urbanismo incluyente.

Al 2030 deseamos que la mayoría de indicadores químicos y biológicos del agua del Yaque y su cuenca urbana permitan el retorno de la vida acuática, la limpieza y calidad de sus aguas.

Igualmente debemos asegurar que el límite urbano actual se defina correctamente. De esta manera las áreas no urbanas incluidas en el límite oficial del área urbana consolidada del Plan de Ordenamiento Territorial, se desarrollen mediante planes de ordenamiento locales. Debemos apuntalar el crecimiento del Aeropuerto Internacional del Cibao (AIC) como eje económico y seleccionar con cuidado el territorio para el Merca Cibao. Se impone regular la construcción de obras para proteger el verde y la permeabilidad. Habremos de declarar vedas y prohibir la lotificación del área periurbana y el sector rural. Hay que generar una huella urbana que proteja los recursos naturales y productivos del valle del Cibao.

Si hacemos lo que tenemos que hacer, podremos establecer una estructura de gobierno para la gestión del suelo metropolitano. Hay que impedir la formación y fraccionamiento de nuevos municipios o distritos municipales en el área metropolitana, incluso en consenso con legisladores reintegrar territorios separados del municipio Santiago. Crearemos una institución de coordinación metropolitana. Los municipios metropolitanos y los distritos contarán con planes de ordenamiento territorial, en consulta al Plan de Ordenamiento Territorial (POT), así como un plan director metropolitano.

Vamos a establecer un nuevo perímetro urbano, que absorba gran parte del periurbano, definiendo una nueva área urbana ordenada, cualificada y densa, que se distinga claramente del espacio rural, cuyo aprovechamiento es productivo, paisajístico y de conservación. Pondremos en valor al menos un 50% de los predios urbanos ociosos mediante instrumentos de estímulos legales y fiscales. Recuperaremos la centralidad a través de la diversificación de usos, complementando el comercio con el uso de vivienda y regeneración barrial, haciendo hincapié en la recuperación y conservación del patrimonio y puesta en valor del recurso turístico para lograr un repoblamiento en condiciones de mejora de la calidad de vida.

En la Visión 2030, Santiago resuelve la movilidad sostenible con un sistema de buses colectivos de gestión pública-privado adquiridos por asociaciones de transportistas con gestiones internacionales facilitadas por el gobierno local y nacional. Asimismo se instala una red de ciclo vías que inicia por el corredor universitario que incluye la PUCMM, UTESA, la UAPA y la UASD. Se establecen dos tipos de rutas y paradas para vehículos de altas y mediana cargas. Las vías primarias y secundarias se llenan de arboles con mucha sombra y las aceras son preparadas para que la gente camine segura. También operaremos un Consejo de Movilidad público-privado en coherencia con las leyes 122-05 y 47-20 bajo la presidencia de la Alcaldía y la participación de los empresarios del transporte.

La dinámica económica se activa significativamente por el desarrollo de políticas, proyectos y acciones de fortalecimiento del modelo de zona franca, modernización agropecuaria industrial, se organiza el abastecimiento y distribución de productos naturales degradables en un Gran Merca Cibao y una red de mercados municipales. Se regula el crecimiento hacia el sector nor-este, promocionando el desarrollo en un polígono delimitado entre la huella actual, el río Gurabo, el límite municipal con Tamboril y la avenida circunvalación norte. El anillo verde impide la promoción de desarrollos cercanos a la falla geo-sísmica y las construcciones cumplen especificaciones sismoresistentes. Todo lo anterior expresa la visión y los escenarios de desarrollo del municipal.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes