Opinión

Salida del Prof. Juan Bosch del PRD: Una ojeada a la situación actual del PLD

Por José Lino Martínez Reyes

Segúnentrevista en Revista Ahora de fecha 3 de diciembre del 1973, el Prof. Bosch justificó su salida del PRD, bajo el argumento de que dicho partido había cumplido su misión histórica, y negó que se debiera a contradicciones internas. Apuntó además, quedesde dicho partido, el país noalcanzaríalos propósitos que él concebía.

Aun planteando esto,apenasa doce días después, el 15 de diciembre del mismo año,anunció la formación del PLD, trasconcluir el Congreso Constitutivo que llevó el nombre del Patricio Juan Pablo Duarte.

Al analizar algunos hechos anteriores y posteriores, resulta lógico plantear que es indudable, que su principal causal, fueronlas profundas contradicciones con los métodos aplicados por Peña Gómez, que concebía la formación de una gran alianza, inclusive con las izquierdas y hastacon laderecha, para enfrentar al Dr. Joaquín Balaguer.

Un acontecimiento ocurrido que refuerza la teoría de profunda crisis entre el Prof. y Peña Gómez, lo constituyen las elecciones del 1970, en las cuales, el Dr. Balaguer planteó su reelección, aflorándosedichas contradicciones,al hacerse pública,la clara vinculación del PRD con estos sectores con el objeto depromover un cambio político por la vía de la lucha armada(Méndez, Mario, pág. 53)

En efecto, esta situación hizo que el Profesor Bosch, adelantara su viaje de una larga estadía en Benidorm, España, según sus propias palabras, paraaplicarla desgarrapatizacion del buey, cuestión que buscaba sacar del PRDa los militantes de la izquierda que por estrategia del Peña Gómez,habíanllegado a ese partido (Ibídem, pág. 53), entre otros, el MPD, incluso, tratando también de que dicho partido rompiera con las fuerzas de derecha a la cual se había aliado.

Otro hecho que connota que las contradicciones entre Peña Gómez y el Profesor, eran no grupal, sino ideológica,fueronlasacusaciones y contra acusacionesentre estos dos líderes, sobre el desembarco de Francisco Alberto Caamaño Deñó, el 2 de febrero del 1973.

Resulta metodológico señalar para hilvanar los hechos, quea 10 meses y 13 díasdespués de eseacontecimiento,el Prof. Juan Bosch anuncia la formación del PLD, cuestión que ya estaba cuajadomucho antes.Pudiéndoseconcluir en este sentido, que la salida de Bosch, no se trató de una simple lucha por la dirección del partidoni de quien debería ser presidente, como actualmentees el caso de laconfrontaciónDanilo Medina-LeonelFernández.

Concatenando las coyunturas actuales y las del momento que el Prof. Juan Bosch, abandona su partido, son diametralmente diferentes.Ahora, el PLD tiene 20 años instalado en el poder y altas perspectivas para continuar en el mismo, observándose también, al respecto, que ahora en dicho partido existe toda una oligarquía política instalada en el poder y peor, con absoluto controlde una corriente.

Mi fundamento de lo peregrino que ha resultadolapráctica de abandonar partidos,a través de la historia, se podría explicar recordando algunos casos denuestro pasado político. El primero que me permito recrear eselcasodeFranciscoAugusto Lora,en 1970,que siendo vicepresidente del Dr. Balaguer, y presidente del Partido Reformista, incluso, contando conuna aparente mayoría, abandonó su cargo, retirándose a su casa para conspirar contra la reelecciónpresidencial, quedando este en el zafacón de la historia.Por igual, Jacobo Majluta, que llegando a ser un líderelectoral del momento en elPRD, cuando lo abandona, no existiendo las condiciones coyunturales,y forma el PRI, se fue en picada.

Lo mismo se podría decir, por irnos más lejos, cuando Federico Velázquez,también siendo vicepresidente en el 1927,renuncia del grupo de Horacio Vásquez, jamás levantó cabeza, así como, Hatuey Descamps, que siendo el niño mimado del PRD, a formar su nuevo partido, también se fue de bruces.

Como nuestra pretensión es marcar la diferencia, entre la salida de Juan Bosch, del PRD,y una eventual salida de Leonel Fernández del PLD, aunquela de Bosch aparentemente fueraexitosa, cabe destacar quedicho éxitono se debió propiamente a la figura del profesor, sino, a las condiciones políticas del momento, precisamente, con Peña Gómez de por medio, incluso con un profundo clivaje físico de dicho Profesor.

A grosso modo, cabe decir, que una cosa es con guitarra y otra es conviolín, en el entendido, que ahora no eslo mismo que cuando Juan Boschse fue del PRD,actualmentese trata de un partido instalado en el poder, que de seguro, la aventura de uno de sus doslíderesprincipales abandonarlo, máxime en el caso actualde Leonel Fernández,seríasaltardel barco y caer al mar sinsalvavidas,en razón de que aparte de que sería una derrota seguradel PLD,no solo acarrearíala salida del poder, sino,propiciarser víctima de las mismas retaliación aplicada por el Dr. Balaguer, alex presidente Jorge Blanco,cuestiónque sacó al PRDdel escenario político con las secuelas de hoy día.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias