Conexiones

¿Resulta Punta Catalina atractiva a los ojos de un inversionista extranjero?

Por Bernardo Castellanos

INGRESOS Y BENEFICIOS ANUALES

Los funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, han afirmado en innumerables ocasiones, que dicho activo de generación resulta muy atractivo a los ojos de un inversionista extranjero, por los grandes beneficios o utilidades anuales que dicha Central estaría supuesta a producir, de acuerdo al modelo financiero elaborado por las autoridades.

En diversas ocasiones, las autoridades del sector eléctrico han señalado, que los ingresos anuales de la Central Termoeléctrica Punta Catalina se sitúan en el orden de los quinientos (500) millones de dólares. Recientemente, el Administrador de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) declaro que“las dos unidades estarían en el sistema a más tardar en febrero del próximo año generando por encima de los 720 megavatios entre las dos, lo que implicaría ventas de energía estimadas en unos 500 millones de dólares al año”. (https://eldia.com.do/punta-catalina-i-inicia-operaciones-comerciales-vende-us25-millones/).

De acuerdo con las autoridades, la Central Termoeléctrica Punta Catalina generaría unos doscientos cuarenta (240) millones de dólares de beneficios anuales. (https://www.diariolibre.com/economia/punta-catalina-generara-beneficios-de-us-240-mm-al-ano-GC14254367).

Este beneficio anual, estimado por las autoridades en unos doscientos cuarenta (240) millones de dólares, representa el 48% de los ingresos anuales brutos, estimados por las autoridades competentes, en unos quinientos (500) millones de dólares.

Los doscientos cuarenta (240) millones de dólares de beneficios anuales de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, anunciados por los funcionarios, se refieren al EBITDA (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation Amortization). Tomando en cuenta que la tasa de interés sobre la deuda de la empresa Central Termoeléctrica Punta Catalina con el Estado Dominicano (mil setecientos cincuenta (1,750) millones de dólares) es de 9.7165% anual a treinta (30) años, el interés anual a pagar por la empresa Central Termoeléctrica Punta Catalina, sobre el monto de la deuda, sería de unos ciento setenta (170) millones de dólares y el impuesto sobre beneficios a pagar por la Central Termoeléctrica Punta Catalina (27%), seria alrededor de unos dieciocho (18) millones de dólares anuales.

En función a lo anterior, el beneficio neto anual, para la empresa Central Termoeléctrica Punta Catalina, sería de unos cincuenta y dos (52) millones de dólares, los cuales serían repartidos en partes iguales entre el inversionista privado que podría adquirir el 50% de las acciones de la Central Termoeléctrica Punta Catalina y el Estado Dominicano, a razón de veintiséis (26) millones de dólares para cada accionista.

RENTABILIDAD ANUAL PARA EL INVERSIONISTA PRIVADO SEGÚN LA VALORACION DEL DOS MIL QUINIENTOS (2,500) MILLONES DE DOLARES REALIZADA POR EL MINISTERIO DE HACIENDA

Un beneficio neto anual para el inversionista privado de unos veintiséis (26) millones de dólares, representa una rentabilidad anual de 6.93%, sobre los trescientos setenta y cinco (375) millones de dólares, que el inversionista privado pagaría para adquirir el 50% de la empresa Central Termoeléctrica Punta Catalina, sobre la base de la valoración mínima del Ministerio de Hacienda de dos mil quinientos (2,500) millones de dólares y una deuda de la empresa Central Termoeléctrica Punta Catalina, con el Estado Dominicano, de unos mil setecientos cincuenta (1,750) millones de dólares.

Un 6.93% de beneficio neto anual para un inversionista privado, se considera una rentabilidad baja y poca atractiva, ya que lo típico y común, es que el inversionista privado, sobre todo el extranjero, aspire a una rentabilidad neta anual de por lo menos el 15% sobre el monto invertido. La rentabilidad mínima esperada del 15% por parte de un inversionista privado, sobre todo extranjero, incluye la recuperación total del capital invertido, más la utilidad mínima esperada del 15% sobre el capital invertido. La rentabilidad del 6.93%, representa menos del 50% de la rentabilidad mínima esperada del 15%, de un inversionista privado, sobre todo extranjero.

Con una rentabilidad anual alrededor del 6.93%, la venta de las acciones de la Central Termoeléctrica Punta Catalina resultaría muy poca atractiva para un inversionista privado, especialmente extranjero, sobre todo tomando en cuenta, todos los cuestionamientos y escándalos alrededor de la Central Termoeléctrica Punta Catalina y al hecho de que se trata de una central que utiliza el carbón como combustible para producir electricidad.

Con estos números bajos de rentabilidad neta anual, más los hándicaps o aspectos negativos, alrededor de, la Central Termoeléctrica Punta Catalina, resulta poco atractiva a los ojos de un inversionista privado, sobre todo extranjero y resulta cuestionable y difícil de creer, que un inversionista privado extranjero, bajo tantos cuestionamientos y denuncias, pueda interesarse en adquirir acciones de la Central Termoeléctrica Punta Catalina.

HANDICAPS O ASPECTOS NEGATIVOS ALREDEDOR DE LA CENTRAL TERMOELÉCTRICA PUNTA CATALINA

A continuación, algunos de los hándicaps o aspectos negativos alrededor de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, que tienden a producir, a los ojos del inversionista privado, una reducción o disminución en el valor económico de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, establecido por el Ministerio de Hacienda.

  1. Escándalos y cuestionamientos alrededor de la Obra.
  2. Cancelación del préstamo de los bancos europeos para la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, debido a los escándalos de construcción y al tema ambiental asociado al carbón.
  3. Central termoeléctrica construida en terrenos ajenos.
  4. Carbón como combustible.
  5. Cada vez más, las instituciones financieras, fondos de inversiones, fondos de pensiones, expresan públicamente, políticas corporativas de no financiamiento a proyectos de generación eléctrica que utilicen el carbón como combustible.
  6. Cada vez más, grandes empresas y conglomerados de empresas, que poseen grandes inversiones en el sector energético mundial, tales como la italiana ENEL, la española Iberdrola y la norteamericana AES, entre muchas otras, expresan públicamente, políticas corporativas de descarbonización (cierre de plantas de generación a carbón) de sus parques de generación térmica a base de carbón y de no desarrollar, nuevos proyectos de generación eléctrica a base de carbón
  7. Déficit financiero crónico del sector eléctrico.
  8. Retrasos importantes y significativos, en los pagos de las facturas, por parte de las distribuidoras a los generadores.
  9. Violación sistemática y constante, a la Ley General de Electricidad.
  10. Falta de institucionalidad en el sector eléctrico y en el país, sobre todo con los recientes escándalos y cuestionamientos a las fracasadas elecciones municipales del 16 de Febrero y la ola de rechazo y protestas que se han producido en la población.
  11. Cuestionamientos constantes, sistemáticos y frecuentes, por parte de inversionistas extranjeros, que ponen en entredicho la seguridad jurídica en el País y la falta de reglas claras, como es el reciente informe Declaraciones del Clima de Inversión para el 2019, Republica Dominicana, publicado por la embajada de los Estados Unidos de Norteamérica y el Informe y el informe elaborado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, bajo el título de República Dominicana 2019: Informe de Derechos Humanos, donde se hacen serios cuestionamientos a la independencia de la Justicia y se mencionan los escándalos de corrupción alrededor de la Central Termoeléctrica Punta Catalina.
  12. Clasificación riesgo país de la Republica Dominicana, constante incremento de la deuda pública del País.
  13. A menos de seis (6) meses de terminar el presente mandato constitucional y en medio de procesos eleccionarios, para elegir las nuevas autoridades, que dirigirán los destinos del País, por los próximos cuatro (4) años.
  14. Oposición a la venta al sector privado, de las acciones de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, expresado públicamente, por el candidato presidencial del principal partido de oposición, quien se perfila, como el ganador de las elecciones presidenciales a ser realizadas en Mayo 2020, según los resultados recientes, de las encuestas realizadas por tres (3) prestigiosas y acreditadas firmas internacionales, las cuales prestan sus servicios y son contratadas por medios de comunicación.
  15. Efecto Coronavirus sobre la economía mundial y nacional.

Los hándicaps y cuestionamientos que posee la Central Termoeléctrica Punta Catalina, lo que producen es una diminución o reducción del valor de mercado y del valor establecido por el Ministerio de Hacienda, a los ojos de un inversionista privado, sobre todo extranjero.

En el caso de que el Gobierno persista e insista, en seguir adelante con la venta al sector privado, del 50% del capital accionario de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, es muy probable que las ofertas económicas a ser recibidas por parte de los inversionistas privados, sean inferiores al valor mínimo de dos mil quinientos (2,500) millones de dólares, establecido por el Ministerio de Hacienda, lo cual generaría una perdida adicional al Estado Dominicano, fruto del valor ofertado por los inversionistas privados y el valor realmente gastado por el Estado Dominicano en la inversión total asociada a la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina..

Partiendo de que para un inversionista privado, sobre todo extranjero, la rentabilidad mínima esperada sobre el aporte de capital que realice, debe ser de por lo menos el 15%, el capital accionario de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, debería ser significativamente menor, a la estimación realizada por el Ministerio de Hacienda, que es de unos setecientos cincuenta (750) millones de dólares.

Al monto estimado para el capital accionario de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, sobre la base de una rentabilidad mínima esperada de un 15% para el inversionista privado, sobre todo extranjero, habría que rebajarle, la ponderación y/o valoración económica, que cada inversionista privado haga sobre los aspectos negativos y hándicaps que posee la Central Termoeléctrica Punta Catalina, los cuales fueron señalados y enumerados anteriormente.

Esos hándicaps o aspectos negativos alrededor de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, es muy probable que produzcan en el inversionista privado, sobre todo el extranjero, una reducción significativa e importante en el valor del capital accionario de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, establecido por el Ministerio de Hacienda, en unos setecientos cincuenta (750) millones de dólares, con el objetivo de poder tener la posibilidad de una rentabilidad mínima del 15% sobre el monto de su inversión..

En consecuencia, el precio o valor de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, para el inversionista privado, sobre todo el extranjero, se situaría muy por debajo de los dos mil quinientos (2,500) millones de dólares establecidos por el Ministerio de Hacienda, como valor o precio mínimo de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, tomando en cuenta la deuda a treinta (30) años de la Central Termoeléctrica Punta Catalina con el Estado Dominicano, por un monto de mil setecientos cincuenta (1,750) millones de dólares, a una tasa de interés anual de 9.7165%, la cual forma parte del modelo financiero de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, los hándicaps o aspectos negativos alrededor de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, la rentabilidad mínima esperada de un 15% para el inversionista privado, sobre todo extranjero.

Solo con una valoración inferior a los dos mil quinientos (2,500) millones de dólares establecidos por el Ministerio de Hacienda, como valor o precio mínimo de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, el inversionista privado tendría la posibilidad de obtener la rentabilidad mínima esperada del 15%, sobre el monto de su aporte de capital a la Central Termoeléctrica Punta Catalina.

Con un gasto estimado de inversión total, a Diciembre 2019, en la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, alrededor de unos tres mil doscientos (3,200) millones de dólares y contando, los cuales incluyen, todos los gastos incurridos por el Dueño (CDEEE), no asociados al Contrato EPC firmado con el Consorcio Odebrecht-Techimont-Estrella y pendientes del fallo del arbitraje sobre la reclamación presentada por el Consorcio de unos setecientos ocho (708) millones de dólares, más reclamaciones adicionales, que insistentes rumores afirman que el Consorcio ha presentado y que sitúan el monto total de las reclamaciones en el orden de los mil (1,000) millones de dólares, el Estado Dominicano, en el caso de perder todos los arbitrajes, podría estar terminando con un gasto total invertido en la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, alrededor de los cuatro mil (4,000) millones de dólares.

PERDIDA NETA A SER ASUMIDA SOLO POR EL ESTADO DOMINICANO

El escenario de venta planteado, representaría una potencial pérdida neta superior a los mil (1,000) millones de dólares, cuando se compara el monto de la valoración posible que puedan realizar los potenciales inversionistas privados sobre la Central Termoeléctrica Punta Catalina (2,500 millones de dólares o menos) y el monto final gastado por el Estado Dominicano, que a Diciembre del 2019, se estima en alrededor de unos tres mil doscientos (3,200) millones de dólares.

Esta potencial pérdida de más de mil (1,000) millones de dólares, seria asumida exclusivamente por el Estado Dominicano.

En el peor escenario, en donde el Estado Dominicano pierda en arbitraje todas las demandas presentadas por el Consorcio Odebrecht-Techimont-Estrella, que insistentes y persistentes rumores, sitúan en el orden de los mil (1,000) millones de dólares, lo cual produciría que el gasto total invertido por el Estado Dominicano, en la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, se sitúe alrededor de los cuatro mil (4,000) millones de dólares, la pérdida neta a ser asumida exclusivamente por el Estado Dominicano, podría situarse alrededor de los dos mil (2,000) millones de dólares.     

DEFINITIVAMENTE, UN NEGOCIO DE CAPA PERRO, PARA EL ESTADO DOMINICANO, A PRECIO DE VACA MUERTA, PARA EL INVERSIONISTA PRIVADO.

PREGUNTA SIN RESPUESTA

Si la venta del 50% del capital accionario de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, no luce atractiva, a los ojos de un inversionista privado, sobre todo extranjero, a la luz de la rentabilidad mínima esperada por parte del inversionista privado, de un 15% y en función, a la premisa de la valoración mínima de dos mil quinientos (2,500) millones de dólares, establecida por el Ministerio de Hacienda, con una deuda de la Central Termoeléctrica Punta Catalina con el Estado Dominicano, por un monto de mil setecientos cincuenta (1,750) millones de dólares, a una tasa de interés anual de 9.7165%, a un periodo de treinta (30) años y tampoco, dicha venta resulta atractiva para el Estado Dominicano, por la enorme perdida económica que tendría que asumir, la cual superaría con creces los mil (1,000) (1,000) millones de dólares,

¿Por qué entonces, insistir, persistir, empecinarse, obsesionarse, ofuscarse y tratar de forzar la venta de las acciones de la Central Termoeléctrica Punta Catalina al sector privado, contra viento y marea, a menos de seis (6) meses de terminar el presente mandato constitucional, en medio de procesos eleccionarios, donde el candidato presidencial del principal partido de oposición, quien se perfila, como el ganador de las elecciones presidenciales a ser realizadas en mayo 2020, según los resultados recientes, de las encuestas realizadas y publicadas por tres (3) prestigiosas y acreditadas firmas internacionales, las cuales son contratadas por medios de comunicación, ha expresado públicamente, su oposición a la venta al sector privado, de las acciones de la central termoeléctrica punta catalina,.cuando la propuesta de venta al sector privado, realizada por el gobierno, no ha recibido el apoyo, ni el endoso de ningún sector de la sociedad dominicana, no generando dicha propuesta de venta, ningún beneficio al estado dominicano, sino todo lo contrario, potenciales perdidas a ser asumidas exclusivamente por el estado dominicano, las cuales superarían los mil (1,000) millones de dólares y en el peor escenario, situarse alrededor de los dos mil (2,000) millones de dólares?

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes